Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho critica duramente la actitud de Díaz Vega en Zaragoza

"Parece que los árbitros no se pueden equivocar nunca", afirmó ayer un indignado José Antonio Camacho, el entrenador del Rayo Vallecano, que sigue sin estar a gusto con los arbitrajes que recibe su equipo. El entrenador fue expulsado el domingo en Zaragoza por "protestas reiteradas", según recoge el acta del encuentro, ante una decisión del colegiado asturiano Díaz Vega -dejar entrar al campo a un jugador del Zaragoza en la zona donde el Rayo iniciaba un contragolpe-, cuyas últimas actuaciones han estado marcadas por la polémica.

"Sé que no puedo protestar y me equivoqué al hacerlo", comentó Camacho, "pero Díaz Vega tendría también que reconocer que su decisión no se puede consentir. Tendría que tener más cuidado con sus actitudes. Simplemente, actuar con un poco de sentido común. Parece que no entiende que un árbitro no tiene por qué tener protagonismo. Pero él se agarró al 'aquí mando yo' para convertirse en el protagonista".

Pese a reconocer que no debió protestar, Camacho no acaba de entender por qué se produjo la expulsión. "Yo salí a protestarle porque la jugada pasó delante de mis narices", afirmó, "y me mostró la amarilla. Luego me dí la vuelta y no dije nada, pero entonces me mostró la roja. Ni es lógico, ni lo entiendo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1993