Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las críticas de Cruyff abren otra polémica con Stoichkov

El delantero del Barcelona Hristo Stoichkov ha condicionado su continuidad en el club a la actitud que mantenga el técnico Johan Cruyff. El búlgaro se siente menospreciado dentro y fuera del campo por el entrenador. La actitud de Cruyff, que siempre culpa a Stoichkov y a Laudrup de las derrotas, ha dejado en una precaria situación deportiva y mercantil al búlgaro.

Stoichkov no quiso replicar ayer a las acusaciones que le dirigió Cruyff en Burgos. Dijo el técnico: "Una vez más no ha hecho nada [en alusión al búlgaro]. Hay que ir al 100%, trabajar y nada más. El penalti no se podía lanzar con el interior... con el frío que hacía, debía pegar una castaña]". La única respuesta del búlgaro, que falló una pena máxima, fue escueta: "Quiero seguir en el Barcelona, pero juego muy incómodo en la banda".

Ese es uno de los motivos por los que Stoichkov se siente menospreciado. No le gusta jugar pegado en la banda izquierda, porque entiende que es alejarle de la zona de definición. Tampoco comprende porque normalmente Laudrup, el principal generador del fútbol ofensivo de equipo, es alejado al otro extremo, el derecho, circunstancia que complica la conexión entre los dos máximos exponentes del fútbol de ataque del Barcelona.

Fuentes próximas al jugador coinciden con otras procedentes del club que señalan que la actitud de Cruyff puede provocar que el Barcelona se encuentre en un callejón sin salida: "Podemos perder al jugador y el dinero".

Stoichkov, que tiene una cláusula de rescisión de contrato de 1.600 millones de pesetas, es el objetivo de distintos clubes italianos, pero su cartel estará en función de sus goles. Y Stoichkov se ha quedado clavado en 16 goles. Su crisis goleadora se ha acentuado en los últimos meses.

Stoichkov llegó a liderar el Pichichi con 15 tantos, pero desde el 6 de diciembre, cuando marcó 2 goles al Cádiz, sólo ha conseguido batir al meta contrario en una ocasión: fue ante la Real Sociedad, el 24 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1993

Más información

  • El búlgaro, en crisis goleadora