Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN 'DERBY' SIN CARÁCTER

Un herido y dos detenidos

El derby, como siempre, fue declarado partido de alto riesgo. Las precauciones policiales evitaron, sin embargo, que se produjeran incidentes de consideración: un herido al caerse unas vallas durante la celebración del gol del Atlético y dos detenidos (un miembro del Frente Atlético por tirar piedras contra la hinchada rival y otro de Ultras Sur por no llevar documentación). El estadio Vicente Calderón registró la mejor entrada de la temporada. No se llenó, pero le faltó poco. Unos 60 millones de pesetas de recaudación, que sorprendieron al propio Jesús Gil: "No sé. Yo ví mucha gente y me esperaba más dinero. Pero me dicen esa cifra y será así".El presidente del Atlético volvió a mostrar la tranquilidad de la que ha hecho gala últimamente. Ni una frase malsonante, ni un reproche. Una actitud que, según dijo, va a mantener en un futuro: "Ya se acabó el fútbol de forofismo. Ahora se funciona de otra forma"."Yo estoy contento con la lucha que han mostrado mis jugadores", explicó, "y así se lo he dicho a ellos. Han hecho todo aquello que me prometieron. Se ha podido ganar, pero qué se le va a, hacer. No tiro la Liga. Esto puede dar muchas vueltas. De todas formas, nos queda la Copa del Rey y la Recopa". Jesús Gil dedicó palabras de elogio al alemán Bernd Schuster, que ayer reapareció después de dos meses y medio de baja por culpa de una lesión de tobillo de la que se ha recuperado sin medicamentos. "Me ha emocionado. Schuster ha trabajado con una entrega impresionante. Ha vencido su enfermedad con un tesón único. Los gestos de hombres así son los que me emocionan. Merece un homenaje", dijo Gil.

Lorenzo Sanz, el vicepresidente madridista presente en el palco del Vicente Calderón, se congratuló por la ausencia de incidentes y por la imagen ofrecida por su equipo: "Hemos dado una lección de deportividad. Todos, directivos, aficionados y jugadores. Lo importante es que el equipo siga en la línea de hoy y de Atocha. Queda mucha tela por cortar todavía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 1993