Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juzgado un funcionario burgalés por el cobro de permisos carcelarios

En la Audiencia Provincial de Burgos comenzó ayer el juicio contra el funcionario de Prisiones Luis Aragón San Clemente, acusado de cohecho por recibir presuntamente dinero de internos de la sección abierta de la cárcel de Burgos, que a cambio conseguían largos permisos de salida.

El fiscal pide para Luis Aragón penas que suman siete años de prisión, 28 años de inhabilitación y 1,2 millones de pesetas en multas por dos delitos de cohecho, uno de infidelidad en la custodia de presos y otro de quebrantamiento de condena.

Luis Aragón, director de la sección abierta entre 1978 y 1990, rechazó durante el juicio todas las acusaciones presentadas contra él, basadas en un informe reservado, abierto por Instituciones Penitenciarias en 1991.

Por otra parte, el abogado del director y los tres subdirectores de la prisión Sevilla-2, procesados por la aplicación de medidas carcelarias coercitivas con rigor innecesario a presos calificados como muy peligrosos, solicitó ayer la nulidad del auto de apertura del juicio oral firmado el viernes por una juez de Sevilla. Instituciones Penitenciarias recordó ayer el grado de "peligrosidad extrema" de los reclusos que denunciaron a los funcionarios así como la diferencia de criterios entre la juez de Sevilla y los de otras provincias, informa Juan Méndez.

El secretario general de Asuntos Penitenciarios, Antoni Asunción, al que la juez ha impuesto una fianza de 20 millones para conceder su libertad bajo fianza por este caso, declaró ayer a la Cadena SER que el juicio de Sevilla se debe a una interpretación que la juez hace de "una norma que se ajusta a derecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 1993