Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO: TORNEO DE NAVIDAD

Madrid y Estudiantes comienzan con victorias

El 28º Torneo de Navidad no pudo empezar mejor para los equipos madrileños. Real Madrid y Estudiantes se impusieron, en partidos nada brillantes, respectivamente, al Cibona de Zagreb, por 105-96, y al Maccabi de Tel Aviv, por 94-80. Los cuatro equipos, que tienen contacto en la Liga Europea, sólo jugaron a ráfagas. La jornada estuvo marcada por la vuelta a las canchas de Antonio Martín, ausente desde hace siete meses por una lesión cervical.

La jornada comenzó temprano, con el Estudiantes venciendo al Maccabi en un partido sin historia. El clásico entrenamiento con público celebrado en un ambiente gélido, con los jugadores tan relajados y distantes como el escaso público (2.500 personas). Miguel Angel Martín, entrenador de Estudiantes, aprovechó las circunstancias para experimentar nuevas fórmulas. En la primera mitad aseguró el resultado con un quinteto serio, dirigido por Pablo Martínez. Diez minutos de concentración y 16 puntos de ventaja (44-28). Las defensas se volvieron de algodón y los ataques nunca duraron más de 15 segundos. Aisa, Vecina y Reyes se bastaron y sobraron para controlar la situación.,La segunda parte comenzó bien para el equipo israelí, que llegó a acercarse a cinco puntos. Pero Azofra pisó ligeramente el acelerador y los del Ramiro se escaparon definitivamente. Un cursillo estudiantil acelerado de triples (10) y asistencias (36) fue lo único aprovechable de un encuentro soporífero. Y es que el Maccabi sin Goodes ni Jarnshi es un equipo mediocre, blando bajo los aros y poco decidido en el juego exterior. Escasos recursos para enfrentarse a un equipo, el madrileño, que necesita imperiosamente cualquier cosa que huela a victoria.

Regreso de Martín

Y es que todos quieren vencer. Sin ir más lejos, en su primer partido del Torneo de Navidad el Real Madrid ganó dos veces. La primera a un rival clásico, el Cibona de Zagreb. La segunda, a sus propios fantasmas, recuperando a Antonio Martín después de una larga y delicada lesión. Ya al completo, el equipo blanco presenta un aspecto terrorífico. Pero al parecer no lo suficiente como para intimidar a la penúltima generación de yugoslavos, representados por el Cibona que comanda el ex jugador Alexander Petrovic. Los croatas pusieron garra, y demostraron, una vez más, que merecen ser considerados el equipo revelación de la actual Liga europea.Todo comenzó con Sabonis como protagonista. El jugador blanco salió al parqué con muchas ganas de jugar al baloncesto. El cuerpo le pedía espectáculo. Mandó apagar las luces del palacio y colocó, un foco en su espalda para que nada distrajese la atención de los espectadores y éstos pudiesen paladear en toda su extensión al mejor pívot de Europa. En los primeros cuatro minutos de partido metió dos triples y puso dos tapones de escándalo. Arapovic, todo un 2,15 metros, no se lo podía creer. El lituano le había cortado dos balones seguidos en plenas nubes, y le había dejado con cara de tonto para el resto del partido.

Pero el Madrid comenzó a fallar canastas fáciles, y no hubo opción a acelaraciones. Hubo, eso sí, una buena noticia. A los nueve minutos y medio, Antonio Martín volvía a una cancha. No lo hacía en un partido oficial desde el 19 de mayo, cuando un choque con el jugador del Joventut, Cornie Thompson le produjo una lesión cervical. Martín sacó de banda, recibió el pase de vuelta y encestó, poniendo a su equipo por primera vez por delante en el marcador (21-23). El resto del partido fue poco más que una anécdota.

Raza especial

Muchos cambios en ambos equipos y pocas jugadas de interés. El Cibona ya no es el equipo letal de antaño, pero todavía es una buena fábrica de jugadores y no consintió que el Madrid le maltratara en su torneo. Los croatas carecen de estrellas, pero están repletos de jornaleros de lujo, como Radulovic o Maric, y se defendieron con uñas y dientes. Cuando Sabonis descansaba, se acercaban. Cuando Sabonis regresaba, encajaban como buenos fajadores. Una raza especial.Maccabi: Henefeld (18), Daniel (9), Ingram (19), King (6), Mercer (14), Coren (7), Uri (2), Zion (5) y Goodes (0).

Estudiantes: Martínez (5), Cvjeticanin (25), Winslow (7), Pinone (15), Orenga (15), Reyes (8), Aisa (0), Vecina (7), Azofra (5), Herreros (5), Aguilar (0) y Castilblanque (2).

Cibona: Maric (9), Radulovic (14), Mrsic (14), Arapovic (9), Sobin (19), Zuric (9), Rimac (0) y Nakic (22).

Real Madrid: Antúnez (13), Santos (10), Simpson (13), Brown (16), Sabonis (24), Romay (2), Lasa (5), Biriukov (12), Martín (8) y Cargol (2).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de diciembre de 1992