Pedro Masó amenaza con retirar 'Brigada central' si TVE no le paga 146 millones

El director cinematográfico Pedro Masó retirará mañana de la programación de Televisión Española (TVE) Brigada central 2, de la que es director y productor, si la cadena no le abona 146 millones que le adeuda por la realización de la serie. El director remitió el pasado jueves un requerimiento notarial a TVE para cobrar la deuda en un plazo de 418 horas, que prorrogará hasta mañana. "Estoy ahogado por los bancos", dice Pedro Masó.

La segunda parte de Brigada central, una de las series de más éxito de audiencia de la primera cadena de Televisión Española, puede desaparecer mañana de la pantalla. Pedro Masó, su director, remitió un requerimiento notarial a TVE el pasado jueves en el que otorgaba un plazo de 48 horas para cobrar 146 millones de pesetas correspondientes al último pago de la serie. "Todavía no me han contestado", señala Masó, que asegura que prorrogará el plazo hasta mañana lunes. Brigada central 2 ha sido una coproducción entre TVE y Beta Films con un presupuesto de 1.505 millones, de los que 1.145 corresponden a la cadena y 360 a Beta, según Pedro Masó. La primera parte de la serie costó 756 millones. Este periódico intentó sin éxito localizar ayer a un directivo o portavoz de TVE.El director asegura que el contrato suscrito con TVE obliga a la cadena a liquidar sus pagos en un plazo de 25 días a partir de la entrega de la serie. Esta se produjo el pasado mes de junio.

"Tengo contraída una deuda con el Banco Atlántico de 146 millones, más unos intereses altísimos, que me está ahogando y no puedo más. El banco aprieta y la angustia me llega al cuello", manifiesta Pedro Masó. El director indica que, además de la cantidad adeudada por TVE, el presupuesto de la serie se disparó en 149 millones, "buscando una máxima calidad". "Como es lógico, yo mismo he asumido esa cantidad", agrega.

La segunda parte de Brigada central fue rodada entre abril de 1990 y junio de 1991 en Bélgica (Bruselas y Amberes), Alemania (Stuttgart, Baden-Baden y Francfort), Colombia (Bogotá y Medellín), Venezuela (Caracas) y la isla de Martinica. El director asegura que sus relaciones con la cadena estatal "son excelentes", aunque no está dispuesto a dejarse "estrangular" por las deudas. "Después de tantos años, estoy llamando a su puerta y no me abren, por lo que, si no me pagan el lunes, retiraré la serie de la programación", apostilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de noviembre de 1992.