Muerto en Marbella un testigo que declaró contra el traficante de armas Al Kasar

El libanés Ismael Khalib el Choubi, uno de los testigos que declararon en la Audiencia Nacional en la causa abierta al traficante de armas Monzer al Kasar, fue hallado muerto anteayer, tras caer desde una altura de varios pisos en un edificio de Marbella, localidad donde tenía fijada su residencia. El aparente suicidio del testigo que declaró contra Al Kasar fue comentado en fuentes de la investigación diciendo que Khalib el Choubi "había sido suicidado".

La muerte del libanés Ismael Khalib el Choubi, de 51 años, se produjo sobre las nueve y cuarto de la noche, hora en que la policía local tuvo conocimiento de que un hombre se había precipitado desde el cuarto piso del edificio Los Cipreses, situado en la céntrica avenida Ricardo Soriano de Marbella. Los agentes desplazados al lugar encontraron en el suelo de la terraza de la primera planta el cuerpo de un hombre, ya cadáver según el dictamen-forense, informa Jorge Soria.La policía sólo facilitó la nacionalidad y las iniciales, de la identidad de la víctima, cuya filiación completa no transcendió en los primeros momentos. Sin embargo, en la mañana de ayer, la policía transmitía urgentemente a la Audiencia Nacional su identidad completa y ponía al juez Baltasar Garzón en antecedentes sobre las circunstancias de la muerte de Khalib el Choubi.

Declaró contra Al Kasar

Garzón encarceló al traficante sirio Monzer Al Kasar tras su entrada en España el pasado mes de junio. En el curso de la instrucción de la causa contra él por su presunta vinculación al secuestro del buque italiano Achille Lauro y otros atentados terroristas, Garzón tomó declaración al libanés Khalib el Choubi.

El abogado José Luis Sanz Arribas, defensor de Al Kasar, manifestó ayer que el traficante de armas se encuentra en la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real), "donde le ha sido cambiado el nombre por su propia seguridad, está régimen de aislamiento absoluto y tiene intervenidas todas las comunicaciones".

Sanz Arribas añadió que El Choubi fue un empleado al que Al Kasar despidió y que declaró en el sumario que algunos de los coches que había en casa de su antiguo jefe podían haber sido robados, aunque negó que hubiese armas o drogas. El letrado restó relevancia al testimonio del ciudadano libanés y dijo que su muerte "no beneficia en nada a la situación de Al Kasar". Sanz Arribas añadió que había solicitado el testimonio de Khalib el Choubi para contrarrestar el de Abu Merced, antiguo colaborador de Al Kasar y principal testigo contra éste. El apartamento desde el que se precipitó El Choubi pertenecía a Abu Merced.

Al Kasar, conocido como el príncipe de Marbella, es sospechoso de haber suministrado las armas al comando palestino que en octubre de 1985 secuestró el buque Achille Lauro y de haber entregado el arma al autor del atentado contra el libanés Elías Awad, ocurrido el 3 de noviembre de 1984 en el Paseo de la Castellana en Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción