Barranco, contra la propuesta de Maragall de trasladar organismos del Estado a Barcelona

Barcelona / Madrid - 04 sep 1992 - 22:00 UTC

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Juan Barranco, criticó ayer la propuesta del alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, para que España avance hacia un sistema de bicapitalidad en el que ambas ciudades se distribuyan los papeles en función de sus características y, como plasmación de ello, algunas instituciones del Estado trasladen su sede a la capital catalana. Maragall ha propuesto de forma indicativa ejemplos como el Senado, el Tribunal Constitucional o el Supremo, y recientemente, tras los Juegos Olímpicos, el Comité Olímpico Español (COE). Tras conocer las declaraciones de Barranco, Maragall negó que su propuesta pueda ser considerada inconstitucional y añadió: "Esto es federalismo y hay que ser consecuentes con lo que el federalismo dicta: la distribución del poder del Estado en el territorio".

La propuesta, formulada desde hace varios años, fue expuesta de nuevo por Maragall en la reunión que tuvo el pasado fin de semana con el presidente del Gobierno, Felipe González, en Doñana.

Barranco efectuó su crítica de forma indirecta al recriminar en una conferencia de prensa al alcaldede Madrid, José María Álvarez del Manzano, del Partido Popular, por no haber salido al paso de las peticiones formuladas, por Maragall a González. Barranco dijo que Manzano "no se queja porque no se entera". "Quiere conseguir la ley de capitalidad [que compense a Madrid por los gastos derivados de ser sede de la jefatura del Estado y del Gobierno]", añadió "y con su victirnismo afirma que los ministerios no pagan, pero cuando se quiera dar cuenta la mitad estarán en Barcelona". "Si Álvarez del Manzano sigue así", añadió, "en cuatro años le dejan por ciudad un solar".

El concejal socialista insistió en sus críticas interpuestas: "Álvarez del Manzano no es capaz de decir: '¿Pero qué broma es esta?'. La cocapitalidad no es de recibo para los madrileños". Y concluyó: "La cocapitalidad es inconstitucional".

"Barranco no ha leído bien mi propuesta porque estoy seguro de que se puede plantear el reparto de poder de las instituciones del Estado. No esta escrito en ninguna parte que el poder del Estado tenga que estar en Madrid. No es inconstitucional que algunas instituciones, estatales puedan radicarse en Barcelona", afirmó ayer el alcalde de Barcelona, informa Arcadi Espada.

Maragall precisó que su propuesta no es sólo que el Senado, por ejemplo, se traslade a Barcelona sino que otras instituciones puedan radicarse en comunidades autónomas diversas. "Asturias debería tener el Instituto Nacional de Minas. Esto es federalismo y hay que ser consecuentes con lo que el federalismo dicta: la distribución del poder del Estado en el territorio".

Maragall insistió ante González el pasado fin de semana en que España juegue decididamente la carta de Barcelona en su proyección europea aprovechando el impacto de los Juegos Olímpicos. En este sentido, el Gobierno español ya ha solicitado a la CE que Barcelona sea la sede de la Agencia Europea del Medicamento y trata de conseguir la designación para competir por el Banco Central Europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de septiembre de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50