Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

Los equipos españoles se rifan a los jefes del PDM

Los restos del naufragio del equipo holandés PDM están disponibles para engordar a los conjuntos españoles. Las escopetas, que han estado apuntando desde que comenzaron los rumores de desaparición del equipo de Erik Breukink y Raúl Alcalá, ya disparan. Jan Gisberts, director del PDM, no ha encontrado una firma que se haga cargo de toda la estructura.Los ciclistas han entonado el sálvese quien pueda. El ONCE, que persigue a Breukink desde comienzos de temporada como recambio de Marino Lejarreta, no desmiente que la principal figura holandesa está a punto de firmar.

"No puedo confirmar nada, pero hay grandes posibilidades de que Breukink acepte nuestra oferta", declaró ayer a la agencia Reuter Manuel Saiz, director del ONCE. Agua de mayo. Uno de los mejores equipos del mundo se vio descabezado a principios de temporada con la caída y retirada de Marino Lejarreta, su líder para las carreras por etapas. Saiz debió cambiar el enfoque y bajar las ambiciones.

El joven suizo Alex Zülle y el francés Laurent Jalabert se convirtieron en la cabeza. El neoprofesional triunfó en pruebas medias -Semana Catalana, Vuelta a Asturias y Vuelta a Burgos-, además de vestir de amarillo un día en el Tour.

El francés cumplió su contrato con una etapa en el Tour y el maillot verde de la regularidad. La sonrisa volvió a los labios de Saiz, que podía olvidar el fracaso en la Vuelta, la enfermedad de Melchor Mauri y la mala suerte de Johan Bruyneel, el escalador belga que se rompió una pierna en abril.

Breukink, el hombre ideal

Saiz se encontró de repente con corredores de futuro pero con aspiraciones sólo menores en el presente. También corría el peligro de quemar a Zülle, la joya de la corona. Necesitaba un correador de prestigio que le permitiera aspirar al triunfo en el Tour. Erik Breukink, de 28 años, era el nombre ideal.El holandés, pese a sus repetídos fracasos en el Tour -nunca ha estado a la altura de las expectativas- mantiene un gran cartel en Francia, donde siempre se le cita entre los favoritos. Es, después de Induráin, uno de los mejores contrarrelojistas, pero siempre se le ha acusado de blandura de carácter.

En Holanda desaparecen PDM, Buckler y Panasonic, tres de los cuatro equipos profesionales. En Francia, el RMO y el Z, dos de los seis. En Italia y en España, 10 equipos por país, que no sólo no desaparecen, sino que elevan sus objetivos. Como cuando comenzó la fiebre de los extranjeros en el fútbol, la bolsa está en el sur.

A Breukink le podrían acompañar a España su compañero de equipo Raúl Alcalá, mexicano residente en San Sebastián, por quien pujan Amaya y Lotus. El conjunto de Miguel Moreno también ha mostrado interés por el sprinter Jean Paul Van Poppel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de agosto de 1992