El Papa, hospitalizado en Roma para someterse a tratamiento de una "afección intestinal"

El papa Juan Pablo II, de 72 años, ingresó sobre las 19.25 de ayer en la unidad quirúrgica del Policlínico Agostino Gemelli de Roma, donde ya estuvo internado tras el atentado que sufrió el 13 de mayo de 1981, para ser sometido a exploraciones relacionadas con una "afección intestinal" que tal vez requiera una operación. Fue el propio Pontífice quien anunció públicamente, durante el rezo del Angelus, ayer en la plaza de San Pedro, este percance que le obligará a aplazar sus vacaciones, programadas para el miércoles. El Papa se someterá hoy a los primeros exámenes médicos.

"Querría ahora haceros una confidencia. Esta noche me acercaré al Policlínico Gemelli para someterme a algunas pruebas de diagnóstico. Os pido que recéis por mí, para que el Señor esté a mi lado con su ayuda y su sostén. A la virgen santísima, le repito el Totus Tuus [lema de este Papa], con plena confianza en su materna protección". Con estas palabras, intercaladas tras un nuevo llamamiento a "la paz y la justicia, en Bosnia-Herzegovina"- hecho durante su alocución habitual de los domingos, el Papa informó a los fieles de que sería internado.Poco después del Angelus de ayer, el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, precisó que la hospitalización del Pontífice se producía como consecuencia de la necesidad de completar ciertas pruebas médicas, ya iniciadas en el Vaticano, para determinar la terapia conveniente.

Optimismo

"Aunque aún se esté en fase de diagnóstico, pienso que un médico, sin un diagnóstico preciso, no puede excluir ninguna terapia, ni tampoco una interveción quirúrgica", dijo Navarro."Mi obligación es dar información y no valoraciones, pero personalmente veo las cosas con claro optimismo", agregó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Añadió que las previsiones iniciales eran de un internamiento breve que, sin embargo, obligaría al Papa a aplazar las vacaciones veraniegas, cuyo inicio estaba previsto para el 15 de julio, en las localidad alpina italiana de Cadore. Pero tal aplazamiento será "de días y no de semanas" indicó Navarro.

El hecho de que el Papa haya sido internado en una unidad quirúrgica excluye que el motivo de preocupación actual sobre su salud sea una infección, según explicó Navarro. Juan Pablo IIabía contraído una infección intestinal durante el viaje por Angola y Santo Tomé que realizó entre los pasados 4 y, 10 de junio. "He hablado de afección y no de infección", repitió Navarro.

Por otra parte, no se aclaró si dicha afección intestinal pudiera ser consecuencia del atentado de 1981. Los disparos realizados por el turco Alí Agca le afectaron directamente al aparato digestivo y el Papa fue sometido entonces a una complicada operación por el doctor Francesco Crucitti, el mismo que ayer le recibió nuevamente en el Gemelli.

Aquella intervención, de cuyo alcance y consecuencias no se informó plenamente, requirió otras operaciones posteriores. En tales circunstancias, Juan Pablo II ha sido el primer Papa que ha entrado en un hospital, ya que sus predecesores, incluidos Juan XXIII y Pablo VI, se hicieron operar en salas improvisadas en el Vaticano. Y el actual Pontífice es también el que ha dado más noticias de su salud a los fieles, rompiendo con una tradición de sigilo extremo que generalmente se extiende a los cardenales.

Éste es el tercer ingreso de Karol Wojtyla en el Gemelli, que pertenece a la Universidad Católica. El primero, tras el atentado de 1981, duró 21 días, al cabo de los cuales el Papa saludó desde su ventana a los congregados en la Plaza de San Pedro. Pero 17 días después de ser dado de alta, el 20 de junio de 1981-, hubo de regresar al hospital afectado por una infección de cytomegalo virus, superada la cual volvió a ser sometido a una operación menor, el 5 de agosto, siempre relacionada con el atentado.

Safló del Gemelli 94 días después del atentado, el 14 de agosto de 1981, tras cumplir 55 días de internamiento. 'Desde entonces, sólo había vuelto a él como visitante. Anoche regresó acompañado del secretario de Estado, cardenal Angelo Sodano. Fue aplaudido a la puerta por numerosos romanos y ocupó la misma habitación que hace 11 años. Es una suite con un saloncito y dos habitaciones adicionales, para sus secretarios. polaco y vietnamita. .

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS