Telefónica vende datos personales de sus abonados a empresas de publicidad directa

La empresa Cetesa, filial de Telefónica, vende los datos personales de sus abonados a empresas que los intrumentalizan con fines comerciales. Esta práctica fue puesta ayer en conocimiento del Defensor del Pueblo por la Unión de Consumidores de España (UCE) en una queja formal por lo que considera revelación privada de datos e intromisión ilegítima en la intimidad de las personas. La UCE pide que se investiguen los hechos y se curse, si procede, el pertinente recurso de amparo. Un portavoz de Cetesa afirma que los datos que comercializa son públicos y que no vulneran la legalidad vigente.

Nadie que tenga un teléfono a su nombre está libre de que su identidad sea objeto de comercio. Si no se hace constar expresamente en el momento de firmar el contrato con Telefónica, los datos personales de cualquier abonado están a la venta de quien quiera saber su ciudad, calle, piso, puerta, profesión y nivel económico.Para conseguir estos datos no hay más que recurrir a Coditel, una línea de negocio de Cetesa, empresa filial de Telefónica, la compañía pública que disfruta del monopolio de los teléfonos en España. Coditel maneja, con datos facilitados por Telefónica, un listado completo con las direcciones y situación económica de millares de españoles, que vende procesado a gusto del comprador.

Si el solicitante desea, por ejemplo, 100.000 direcciones de personas con un nivel económico medio-alto, distribuidas en varias ciudades seleccionadas de España, el precio ronda las 800.000 pesetas (unas 900.000 en total, IVA incluido).

El magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín califica estos hechos como "un abuso y un fraude. Es una desviación de datos obtenidos para fines exclusivos de Telefónica y, por tanto, destinados a ser conocidos sólo por esa compañía". Martín Pallín, ex presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos y ex miembro de la Comisión de Libertades e Informática, considera que el caso reviste especial relevancia, dada la condición de monopolio de que disfruta Telefónica. "Es un abuso de su posición dominante y, por ello, un verdadero fraude a los intereses de sus abonados".El magistrado destaca la indefensión del usuario ante estos hechos. "Si funcionase alguna agencia o institución de protección de datos, podría prohibir la transmisión de éstos y sancionar esas conductas". Víctor Palao, portavoz de Coditel, afirma, por su parte, que los abonados a Telefónica saben que sus datos son públicos. "Los que deseen no figurar en las guías lo hacen constar. Nosotros lo único que hacemos es vender la mecanización de los datos y ahorramos el trabajo de copiar las direcciones". Palao está convencido de que con esta práctica no se vulnera la ley vigente ni la Ley Orgánica de Regulación del Tratamiento Automatizado de Datos (LORTAD), actualmente en trámite.

"Tenemos nueve millones de registros de particulares"

Ésta es la transcripción de la conversación telefónica que un supuesto cliente [A. R.] mantuvo con un directivo de Cetesa [C], a la que ha tenido acceso EL PAÍS:

A. R. Mire, me llamo A. R., soy representante legal de una firma italiana que se va a instalar en España, dedicada a la distribución y comercialización de productos de joyería y ropa. Los dueños de esta marca me han pedido que solicite presupuestos o información para realizar una actividad de mercadotecnia. Nosotros queríamos hacer un marketing en distintas ciudades, dados los productos que comercializamos, que son joyería, que requiere un segmento económico de gente de alto poder adquisitivo, el otro de ropa, que se va moviendo en cierta clase media, por decirlo en términos coloquiales. Las ciudades que nosotros desearíamos son Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Bilbao, Vitoria, Santander, La Coruña, Palma, Gerona, Zaragoza, Logroño y Valladolid. Eso en una primera instancia. Nos importa sobre todo la eficacia, la selección de la banda económica... No nos importa tanto hacer una cosa muy masiva... Entonces llamábamos, primero, para saber si nos podían ofrecer esto y, segundo, si nos podían dar presupuesto y conocer cuál es su dinámica.

C. Bueno, usted habla de dos sectores, uno que es joyería y otro que es ropa. Joyería, pero de muy alto nivel.

A. R. Sí.

C. Ropa, nivel medio, medio-alto.

A. R. De acuerdo.

C. Nosotros somos una empresa del grupo Telefónica. Cien por cien telefónicos. Tenemos en la base de datos unos 12 millones de registros, de los cuales unos nueve millones corresponden a particulares. Los particulares los tenemos segmentados por niveles económicos, en función del parámetro que nos da Telefónica, que es equipamiento telefónico. Es decir, no lo es lo mismo el señor que tiene un teléfono que el que tiene tres, siete o 14. En primer lugar, porque no paga lo mismo... Porque si usted tiene siete teléfonos en casa pues eso determina un poco... No tenemos nivel de renta ni nada porque eso es Hacienda. El parámetro de segmentación es ése...

A. R. ¿Este sería el único?

C. El único.

A. R. Es decir, el número de teléfonos que tiene.C. El equipamiento.

A. R. ¿Y usted cree que eso es lo suficientemente preciso?

C. Pues mire, lo suficientemente preciso es saber que este señor tiene un nivel de renta de nueve millones de pesetas, pero eso no lo tenemos.

A. R. Eso sería lo ideal.

C. Eso sería lo ideal, pero eso no lo tenemos. El único parámetro que tenemos es éste pero continuamente estamos trabajando con clientes a los cuales estamos suministrando direcciones para productos o servicios que vayan dirigidos a personas de nivel medio-alto, medio-bajo, y los resultados...

A. R. Son positivos.

C. Ahí están, no sé si estos señores que han hablado con usted han hecho campaña con nosotros.

A. R. Sí, la han hecho. Si me dirijo a ustedes es precisamente porque me han dado un cierto grado de fiabilidad.

C. La base de datos está totalmente actualizada. Son direcciones estáticas. Todos los días un particular, empresa, quien sea, se está dando de alta y eso es la base de datos. Utilizamos las mismas direcciones que utiliza Telefónica para enviar sus recibos.

A. R. Con el mismo criterio también utilizan criterios de zonas, residencias.

C. Nosotros podemos utilizar ese criterio, sin problema, pero usted va a zonas determinadas porque presupone un ni vel de ingresos determinado. Nosotros ya tenemos al señor que, aunque no viva en La Moraleja [urbanización de lujo de Madrid], tiene un nivel determinado por el parámetro que le he comentado. Ahora, si quiere por zonas, se lo sacamos por zonas.

A. R. Pero más fiable lo otro, ¿no?

C. Para nosotros, es más fiable lo otro. Le decimos al cliente las diferentes opciones que tenemos. Por zonas de residencias o lo que sea. El cliente debe decidir. Si cree que es más oportuno sacarlo por zonas, pues por zonas.

A. R. Creo que es más fiable la fórmula de los equipamientos.

C. Así lo venimos haciendo con el 97% de los clientes.

A. R. ¿Qué coste podría tener?

C. En términos generales, nosotros tenemos un coste Fijo de lectura que son 73.000 pesetas, me pida usted 1.000 direcciones, una dirección o tres millones de direcciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de julio de 1992.

Lo más visto en...

Top 50