Hallado el cadáver de la niña de Valladolid tras la detención de su presunto asesino

El cadáver de la niña Olga Sangrador Caballo, de nueve afios, fue encontrado en la tarde de ayer en las inmediaciones de un pinar de la localidad de Tudela de Duero, a unos 70 kilómetros de Villalón de Campos (Valladolid), de donde la pequeña desapareció en la madrugada del pasado día 25. El descubrimiento del cuerpo de la niña se produjo después de que la Guardia Civil detuviera a su presunto asesino, un hombre alto y delgado que fue visto la noche de la desaparición de Oiga Sangrador en la plaza Mayor de Villalón. El detenido disfrutaba de un permiso carcelario de seis días y había sido condenado por tres delitos de violación.

El presunto asesino de Olga cuya identidad no ha sido facilitada, declaró tras ser detenido que la pequeña se encontraba en buen estado de salud. Sin embargo, las fuerzas de seguridad descubrieron el cadáver de la pequeña cuando les condujo al lugar donde aseguraba haberla abandonado.Los vecinos de Villalón llegaron a tirar cohetes e hicieron sonar las campanas en un primer momento, cuando creían que Olga había sido encontrada con vida.

Fue el padre de la niña, Domingo Sangrador, quien tuvo que comunicar a los vecinos y a los medios de comunicación que su hija había sido hallada muerta. Con la voz entrecortada. y llorosa manifestó: "El único dato que tenemos es que la niña ha aparecido muerta".

Medio centenar de guardias civiles apoyados por un helicóptero y perros adiestrados han peinado desde el día 25 una superficie de 7.000 hectáreas de terreno intentando localizar a la niña. Voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil hicieron lo mismo en alcantarillados, pozos y acequias.

La localidad de Villalón de Campos está situada al norte de la provincia de Valladolid, a 64 kilómetros de la capital. Sus vecinos son en su mayoría agricultores y ganaderos, y prácticamente todos salieron a los campos a buscar a la niña, precisamente en unos días en que se viven las fiestas patronales de San Juan y San Pedro. El Ayuntamiento ha decretado la suspensión de los festejos a causa del asesinato.

La Delegación del Gobierno decidió dar prioridad absoluta a las fuerzas de seguridad -para la búsqueda de Olga Sangrador, y todas las comandancias de la Guardia Civil de España fueron puestas en alerta.

Olga Sangrador Caballo era la menor de los tres hijos de un matrimonio que regenta un mesón en Villalón de Campos. El pasado día 25 salió de su casa por la tarde acompañada de un grupo de amigas para participar en una verbena popular. A la 1.30 de la madrugada dos vecinos manifestaron haber visto a la niña, acompañada de un hombre "moreno, alto, delgado y bien vestido", poco después de que dijera a sus amigas "que se marchaba a casa porque era muy tarde y sus padres le iban a reñir".

A partir de ese momento se perdió el rastro de Olga y las patrullas comenzaron el rastreo para localizarla. Los datos aportados por los vecinos permitieron a la Guardia Civil hacer un retrato robot del detenido, que presuntamente se desplazó hasta Villalón de Campos en un vehículo todoterreno Suzuki de color negro.

La madre de Olga tuvo que ser asistida médicamente mientras su padre se desplazaba con las fuerzas de seguridad hasta el lugar donde se encontraba el cadáver de Olga. Hoy domingo se celebrará en Villalón de Campos el funeral y el entierro de la niña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de junio de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50