Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Dehesa defiende un nuevo recorte de las prestaciones sociales

El presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio españolas, Guillermo de la Dehesa, se mostró ayer partidario de un recorte en las prestaciones sociales como "única vía" de recortar el déficit público "por el lado de los gastos". A su juicio, lo ideal sería "luchar contra el fraude en el gasto corriente", pero "el elevado coste" de vigilar a todas las familias y empresas que pueden ser beneficiarias "en exceso" de subvenciones públicas hace inviable, en la práctica, esta medida. Por ello, Ia lucha contra el fraude" en el gasto en prestaciones sociales sólo puede hacerse, en opinión del presidente del Consejo Superior de Cámaras, "con una medida similar a la adoptada para frenar el gasto por el subsidio de desempleo".Guillermo de la Dehesa defendió esta contención del gasto social como imprescindible, ya que -a su juicio- "el presupuesto de 1993 tendría que ser fuertemente contractivo, en especial si antes de septiembre no mejoran las cuentas públicas". El carácter restrictivo del presupuesto es por añadidura, según recordó De la Dehesa, "un requisito del plan de convergencia". Además, en su opinión, es "una garantía de éxito" en esa convergencia, toda vez que implica una actuación "contraria a la de Alemania" y, por tanto, "permitiría bajar los tipos de interés".

A preguntas de los periodistas, De la Dehesa también se refirió a la subida de las retenciones. Las calificó de "un sistema de ahorro forzoso por el que el sector privado adelanta una financiación al sector público". En su opinión, conviene "evitar que las devoluciones sean masivas". Además, "una medida de este tipo, si se toma, será para mejorar las cuentas públicas más que para afectar la marcha del gasto en consumo".

El presidente del Consejo de Cámaras realizó estas declaraciones en la presentación del informe económico de 1991, que elaboran cada año. Para este ejercicio, De la Dehesa anticipó "un crecimiento similar al del año pasado, alrededor del 2,4%", es decir, menor al previsto por el Gobierno y cercano al 2,5% del Banco de España.

La revisión a la baja de las estimaciones del Gobierno ya ha sido anunciada por el ministro de Hacienda y, precisamente ayer, el secretario de Estado de Economía, Pedro Pérez, reiteró que su departamento va a realizar esta revisión. Con todo, Pérez matizó que la modificación de esas previsiones se realizará después de conocer los datos de empleo y paro de la Encuesta de Población Activa. La EPA debía haberse publicado a finales de mayo, pero el Instituto Nacional de Estadística anunció que se retrasaría por problemas técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1992