Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético de Madrid dejo de financiar a sus categorías inferiores

El Atlético de Madrid dejó de financiar sus categorías inferiores el pasado 1 de junio. Mientras, negocia el futuro de tres de estos equipos -dos juveniles y un cadete- con José Esteban Alenda, productor cinematográfico y padre de dos jugadores canteranos, y con Rafael Lauría, responsable del fútbol base en el barrio de la Chopera. Correrán peor suerte el resto de equipos -dos infantiles y otro cadete- que no han sido inscritos en la Federación para competir la próxima temporada. El plazo de inscripción concluyó el pasado viernes.

Los tres equipos que se mantienen lo harán desvinculados del Atlético. Conservarán el nombre, las camisetas y podrán utilizar, en principio, las instalaciones del colegio Amorós, pero no recibirán una peseta para su financiación. Ni siquiera tendrán acceso al servicio de lavandería. El tándem Alenda-Lauría firmará el próximo viernes la cesión de los derechos federativos de estos equipos por una temporada. Ellos tendrán que gestionar a los equipos. Su primer objetivo es encontrar un patrocinador.De esta forma, el Atlético, cuyo presidente, Jesús Gil, había reiterado hace tiempo sus pretensiones de hacer desaparecer la cantera del club al considerarla inviable económicamente, salvará la normativa federativa, que exige a sus clubes contar, al menos, con cuatro equipos de categorías inferiores. Así, el Atlético financiará al filial de Segunda B, y conservará los otros tres a los que está obligado, aunque sin vínculo económico alguno.

En un principio, el Atlético inscribió también al otro cadete en la Federación, pero el lunes lo retiró. Se estudia aún una fórmula para su continuidad: formar con él un nuevo club, Sport Atlético, financiado por empleados del propio Atlético. Parece poco probable, no obstante, que el proyecto culmine. Lo normal es que desaparezca junto a los infantiles.

Con la desvinculación económica de toda su cantera, el problema llega ahora para el personal de esos equipos a los que el club les adeuda todavía ocho mensualidades.

Por otro lado, ayer tuvo lugar el juicio por la demanda interpuesta por Sebastián Losada contra el Atlético por modificación de las condiciones de trabajo. El jugador reclama la resolución de su contrato y 329 millones de pesetas de indemnización, La sentencia está prevista para dentro de quince días.

Asimismo, Luis Aragonés, el entrenador, hizo ayer un balance de la temporada realizada por el Atlético. "Hablar de los árbitros me aburre", dijo, "pero me molesta que haya habido tantos errores. A favor, muy poquitos; en contra, bastantes. Si en una Liga te dan cuatro puntos y te quitan trece, es para pensar mal".

La Copa, el objetivo

El técnico calificó de "excelente" la campaña del Atlético. Reconoció, eso sí, que "pesó algunas veces la falta de ansia para machacar". "La Liga murió", añadió, "ya hay que pensar en la Copa".Sobre el desenlace del campeonato, Luis afirmó que su experiencia le dice que quien se juega el título suele ganar. "No hay que olvidar", dijo, "que la Liga dice que el Madrid es superior al Tenerife. Aunque, a veces, se juega mejor sin presiones". Por último, el entrenador confirmó que el club sancionará a Futre por su expulsión del pasado domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de junio de 1992

Más información

  • Losada reclama 329 millones de pesetas al club de Jesús Gil