Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Ollie Halsall, músico y productor

Peter John Ollie Halsall, músico británico afincado en España, apareció muerto el pasado domingo en su piso de Madrid. Una sobredosis de heroína fue la causante del fallecimiento, que ocurrió dos o tres días antes del hallazgo del cadáver. Halsall, de 43 años, deja dos hijas.Nacido en Southport, en los alrededores de Liverpool, Halsall vivió el salto del merseybeat a formas más complejas del rock. Su fluidez en la guitarra y el dominio del vibráfono y los instrumentos de teclado le convirtieron en un músico codiciado durante los años setenta, cuando formó parte de grupos como Patto, Tempest y Boxer, aparte de respaldar a personajes tan diferentes como Gary Glitter o Roger McGear, el hermano humorista de Paul McCartney. Pero fue su asociación con Kevin Ayers lo que determinó su carrera profesional: las canciones de Ayers, oníricas y juguetonas, le permitieron expresar su talento melódico; con él grabó abundantes elepés, incluyendo el memorable 1 june 1974, que recogió la actuación conjunta de Ayers, John Cale, Nico y Brian Eno.

Siguiendo el rumbo mediterráneo de Ayers, Halsall se instaló en España a principios de los ochenta. En directo se le pudo ver con Radio Futura, Ramoncín, Rey Lui, Antonio Flores y otros muchos; colaboró en discos de Manzanita, Tino Casal, Trupita, Cinemaspop y la banda sonora de Sal gorda. Feliz de tocar, lo mismo ponía guitarra en discos de Hombres G que realizaba la producción de artistas difíciles como Corcobado o grupos duros como Desperados, Callejones, Cienfuegos, The Favoritos, Melopea o Varsovia. Halsall era ambidextro y pertenecía a la escuela de los músicos instintivos que prefieren la espontaneidad de la primera toma a la reelaboración de sus hallazgos. Le cuadraba el adjetivo de artista bohemio, y cuando dejaba descansar su querida Fender se dedicaba a escribir relatos y a pintar. En estos días estaba en tratos con la discográfica estadounidense Relativity, compañía especializada en guitarristas (Joe Satriani, Steve Vai) que deseaba grabar su primer elepé como solista. Músicos célebres como Eddie van Halen le consideraban como un maestro de guitarristas. Como en tantos otros casos, la heroína ha abortado ese deseable proyecto musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de junio de 1992