La Guardia Civil detiene a un 'comando legal' ,que había preparado fugas de presos

Cuatro presuntos activistas de ETA y seis colaboradores fueron detenidos ayer por la Guardia Civil de madrugada en Guipúzcoa y Vizcaya. El comando Askatu, a punto de convertirse en un grupo de liberados, según el instituto armado, fue organizado por José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, ya detenido, con el encargo de sacar en helicóptero de Ocaña 2 a tres presos, entre ellos José Miguel Latasa, uno de los asesinos de Dolores González, Yoyes.En una vivienda del barrio donostiarra de Bidebieta, donde vivía en la actualidad el grupo de etarras, se incautaron dos pistolas, cuatro escopetas, munición, documentos de identidad y permisos de conducir falsificados y un ordenador con 80 discos, cuyo contenido está siendo analizado.

La redada cierra en España, según el gobernador civil de Guipúzcoa, José María Gurruchaga, la Operación Artapalo, que supuso la captura de la cúpula de ETA el pasado 29 de marzo, en Bidart (Francia). Según Gurruchaga, el hilo conductor hasta Bidart fue, inicialmente, uno de los miembros detenidos del comando Askatu, Francisco José Rollán Rodríguez, de 26 años.

El resto de los etarras detenidos son Víctor Valderrama Iglesias, de 33 años; Juan Víctor Rollán Rodríguez, de 25, y Anselmo Olano Arbelaitz, de 24. Este grupo cambió de domicilio a raíz de la alerta en las prisiones de marzo pasado, tras conocerse la existencia de un plan de fuga. Los colaboradores detenidos son Juan José Latasa, de 46 años, hermano del preso; Alberto Cabeza, de 36; Rodolfo Cuesta, de 23; Ángel Andrés Sánchez del Arco, de 28; Garbiñe Villasante, de 29, y José Fernando Cuerdo, de 23.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de mayo de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50