Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruz Roja inaugura su polémica nueva sede central

La reina Sofía presidió ayer la inauguración de la nueva sede central de Cruz Roja Española, situada en Madrid, en El Plantío. La permuta de este edificio y su parcela por el inmueble de Cruz Roja en la calle de Eduardo Dato fue la causa de una fuerte polémica el pasado mes de febrero, en que se acusó a Carmen Mestre, presidenta de la organización, de irregularidades en la operación. Mestre destacó ayer la importancia de concentrar en una sola instalación las oficinas dispersas.

"Hoy es un gran día para la Cruz Roja Española", dijo Carmen Mestre, "ya que se va a cumplir un viejo anhelo de la institución: reunir en una sola sede todos los servicios de la oficina central, que desde el pasado siglo se hallaban dispersos en distintos lugares de Madrid. Cumple también otro de los deseos de la Cruz Roja: contar con instalaciones dotadas con la mejor tecnología de nuestro tiempo, que sin lugar a dudas ayudará a realizar con mayor rapidez y eficacia nuestros objetivos humanitarios". La propiedad del nuevo terreno, en el kilómetro 14 de la carretera Madrid-La Coruña, está valorada, según la propia Cruz Roja, en 850 millones de pesetas. El coste de la construcción del edificio, que ha durado 13 meses, ha ascendido a casi 745 millones.

El inmueble de la calle de Eduardo Dato (en el centro de Madrid) fue tasado en 1.595 millones. Según afirmaron el Partido Popular y el periódico Diario 16, este edificio fue vendido por un precio tres veces inferior a su valor de mercado, por lo que el canje supuso una malversación de 4.000 millones de pesetas. Mestre respondió entonces que la operación se realizó con total transparencia y mediante la tasación de tres firmas distintas.

El edificio de El Plantío, blanco y de amplios espacios, ha sido diseñado por Pablo Carvajal y Federico Echeverría. Carmen Mestre, que en ningún momento de la inauguración aludió a la permita, ha subrayado que el nuevo solar es 10 veces mayor que el de Eduardo Dato y que el edificio en concretó casi triplica las dimensiones de la anterior sede.

El pabellón de la Expo

Mestre aprovechó también para presentar públicamente el pabellón que el Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja tiene en la Expo de Sevilla. Su función es transmitir "la capacidad humana para captar el sufrimiento de los demás".

Este pabellón, cuyas obras fueron de las más retrasadas de todo el recinto de La Cartuja, recibe a los visitantes con un sonido que reproduce el latido del corazón humano. Mestre quiso ayer destacar la labor de los 100 voluntarios procedentes de todo el mundo que acompañan a los visitantes.

La reina Sofía hizo entrega de las condecoraciones que cada año otorga Cruz Roja Española. En esta ocasión, la máxima distinción se ha concedido a Ahmad Abou-Goura, presidente de la Cruz Roja Jordana y de la Comisión Permanente del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, quien dijo: "El mundo sufre y necesita ahora más que nunca paz y servicios humanitarios".

Las medallas de oro fueron entregadas a los grupos de voluntarios de las oficinas provinciales de Jaén -por su colaboración desinteresada en los trabajos para arreglar las casas de los gitanos de Mancha Real, destrozadas por vecinos de esta localidad-, y de Asturias, Palencia y Tarragona, por sus trabajos con las personas mayores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 1992