Un "incidente nuclear" en Rusia resucita el fantasma de Chernóbil

Un grave "incidente nuclear" en una central cercana a San Petersburgo hizo resucitar ayer el fantasma de Chernóbil, donde se produjo, hace seis años, el más grave accidente de la historia de la energía atómica. Pese a la fuga de gases radiactivos, la situación, según las autoridades rusas, no llegó a ser alarmante, y no se evacuó a la población de las zonas cercanas. Las causas exactas del percance se desconocen todavía.Europa tembló ayer ante las primeras informaciones sobre la fuga radiactiva en la central de Sosnovi Bor, a 100 kilómetros al oeste de San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia, con cinco millones de habitantes. El Ministerio de Energía Atómica ruso aclaró que se trataba de un "incidente grave", pero no de un "accidente". No obstante, al conocer el suceso casi todos los países del norte y del centro de Europa reforzaron sus controles nucleares, pero no detectaron signos de radiactividad.

Página 3

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS