Una mujer reclama dos millones a la EMT tras caerse en un autobús

El abogado de una mujer que se fracturó una pierna al frenar bruscamente el autobús urbano en el que viajaba pidió ayer al juez que condene a la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) a que indemnice con dos millones de pesetas a la víctima.Su cliente, Juliana Buenhombre, de unos 50 años, estuvo 200 día de baja. Se fracturó la pierna al quedar aprisionada debajo de otros 20 viajeros, que también cayeron al suelo. El conductor del autobús frenó inesperadamente para evitar una colisión con un turismo, en un cruce de la plaza de Castilla.

El fiscal, al igual que el abogado de Juliana, eximió de responsabilidad al conductor, pero se mostró de acuerdo en que la víctima perciba una indemnización por las lesiones y secuelas que le han quedado.

En ese mismo accidente, sufrieron asimismo lesiones las usuarias Isabel Barquilla e Isabel Sáenz Arevalillo. Ambas fueron trasladadas a La Paz. El juez que estudió las denuncias de estas dos últimas mujeres ha resuelto absolver al conductor, pero ha condenado a la compañía que tiene asegurados los autobuses de la EMT a indemnizarlas. La sentencia no especifica la cantidad a pagar.

El conductor admitió que, como consecuencia de su "obligado frenazo", al menos 20 de los viajeros que iban de pie cayeron encima de otros. No obstante, ironizó: "Hay alguna gente especialista en caerse en nuestros autobuses para luego pedir dinero".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS