Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe mantendrá invariables las tarifas del AVE entre Madrid y Sevilla durante dos años

Renfe mantendrá invariables las tarifas del tren de alta velocidad Madrid-Sevilla (AVE, según la denominación española) al menos durante los dos primeros años, según aseguró ayer a este periódico el director comercial del servicio, Enrique Fernández. Los precios del AVE, cuyo estreno comercial tendrá lugar el 21 de abril, oscilan entre las 6.000 y las 16.500 pesetas. Renfe, que puso a la venta los billetes el pasado domingo, espera transportar este año 1.653.000 pasajeros, lo que supondrá una facturación, en los ocho meses de servicio del tren de alta velocidad, de 12.000 millones de pesetas.

MÁS INFORMACIÓN

Al año siguiente, pese a que la Expo de Sevilla ya no será un factor determinante para la demanda, los responsables del AVE esperan facturar 10.000 millones más que en 1992 y transportar 3,6 millones de viajeros.Las previsiones de tráfico que proporciona Renfe para 1993 rebajan en 1,5 millones de viajeros la cifra que manejó la presidenta de la compañía, Mercé Sala en Sevilla el pasado 27 de febrero. Sala cifró en cinco millones de pasajeros la demanda anual en el servicio a partir de 1993.

Las previsiones de tráfico de Renfe, se apoyan en análisis demográficos y estadísticos y en los estudios elaborados por la organización de la Expo. Entre las previsiones destacan dos: Renfe espera captar entre el 80% y el 85% del tráfico que ahora se realiza entre Córdoba y Sevilla por carretera y estima en un 25% el aumento de demanda que generará el tren.

Cuatro trenes

El servicio del AVE entre Madrid y Sevilla, un ingenio ferroviario francés (GEC-Alsthom), en ancho internacional, con un morro al gusto español y un coste por unidad de 2.500 millones de pesetas, se iniciará con cuatro de los 16 trenes adquiridos a la multinacional gala. De momento han llegado a España siete trenes (cada tren está compuesto por ocho coches y dos cabezas tractoras). El último de la primera remesa llegará a España la próxima semana.Con los cuatro trenes, Renfe asegurará, en una primera fase, seis circulaciones en cada sentido (Madrid-Sevilla y Sevilla-Madrid). En junio, dos meses después de su estreno, Renfe implantará dos circulaciones más en cada sentido. En un primer momento, el tren, definido por el ministro de Obras Públicas y Transportes, José Borrell, como un ingenio "que vuela bajo", correrá a 250 kilómetros por hora. A esa velocidad, el viaje entre Madrid y la capital andaluza durará dos horas y 50 minutos. En una segunda fase, -sin fecha concreta- la velocidad irá en aumento hasta llegar a los 300 kilómetros por hora. En ese momento, Renfe habrá conseguido la marca que más impacto tuvo en su día al hablar de alta velocidad: de Madrid a Sevilla en dos horas y 30 minutos.

El AVE, según el horario, será directo, o parará en determinados puntos (Ciudad Real, Puertollano, Córdoba, Sevilla-Santa Justa y Sevilla-Expo). Cada parada, de tres minutos, supone, de hecho, una pérdida real de tiempo de cinco minutos por frenada y aceleración. Además del AVE, por la línea funcionarán dos trenes Talgo.

Los responsables del AVE, al que estarán adscritos, sin tener en cuenta empleados de estaciones, 200 personas, destacan que será rentable desde el primer año. "Con las directrices comunitarias, que adscriben al Estado el coste de mantenimiento de infraestructuras ferroviarias y su amortización" asegura Fernández "el AVE es rentable desde el primer año. Calculamos que la explotación dejará, este año, 2.000 millones de beneficios". La línea Madrid-Sevilla, oficialmente, y por todos los conceptos (incluido el material) supondrá un coste de alrededor de 450.000 millones de pesetas. Fuentes no oficiales elevan el coste por encima del medio billón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de marzo de 1992

Más información

  • En 1993, la compañía espera facturar por el servicio 22.000 millones de pesetas