Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Petición de 5 años para un suboficial que disparó sobre otro en broma

El suboficial del Ejército que supuestamente se divertía encañonando con armas a algunos de sus compañeros, según dice el fiscal en su escrito provisional, será juzgado a fines de este mes por un delito de imprudencia temeraria ante un juez civil. El fiscal pide inicialmente una condena de cinco años de cárcel para el sargento César Pérez Martín, del Regimiento Alcázar de Toledo número 61, con base en El Goloso (Madrid), al que acusa de disparar en el pulmón, durante una de sus presuntas bromas, al sargento José Antonio Vales Casas, de 23 años, el 24 de mayo de 1988.Vales, que estuvo hospitalizado casi un mes, decidió acudir a la jurisdicción civil, molesto porque sus mandos trataron de reducir el disparo "a un mero accidente", según declaró tras el suceso.

El fiscal afirma que el hecho en cuestión se produjo cuando Pérez Martín fue a la oficina del capitán [de su regimiento] en la que sabía que estaba el sargento de complemento Vales y que, "tras abrir violentamente la puerta, tomando su revólver con ambos manos, efectuó un disparo (sin tomar la debida precaución) que alcanzó en el tórax al sargento". Éste afirma que la pistola se disparó al dejarla sobre la mesa del despacho, al que entró para pedir un peine e ir al aseo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de febrero de 1992