Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Moreiras aclara la situación de dos supuestos inculpados del BEF

El constructor Longinos Sánchez y Raúl Vega Morillo, propietario de la sala Fabergé -dedicada a la. subasta de obras de arte- prestaron el martes una nueva declaración ante el juez de delitos monetarios, Miguel Moreiras, titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, en relación con el fraude de los pagarés forales del Banco Europeo de Finanzas (BEF).El juzgado, a través de una nota de prensa, rectificó una información anterior según la cual, tanto Longinos Sánchez como Raúl Vega figuraban en el sumario como "inculpados". Según la información facilitada por el juzgado, "no se sigue ninguna acusación ni denuncia" respecto a ninguno de los dos, que fueron llamados para "esclarecer determinados hechos obrantes en autos sobre los que podrían aportar sus concimientos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de enero de 1992