Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos urgen un plan para evitar el colapso de Fesa-Enfersa

UGT, CC OO y ELA-STV han urgido a la Administración y a los responsables de Ercros para la puesta en marcha con carácter de urgencia de un plan de saneamiento financiero en Fesa-Enfersa para evitar el colapso en el funcionamiento de las fábricas, que en su opinión se podría producir en el plazo de unas semanas. Los sindicatos han convocado huelga los días 28 y 29 próximos. Según Industria, el déficit de tesorería para hacer frente a la gestión diaria de la empresa se cifra en unos 4.000 ó 5.000 millones de pesetas.

Narciso de Mir, presidente de Ercros -primer accionista de Fesa-Enfersa- ha desmentido estas críticas sindicales. "Eso es absolutamente irreal. En primer lugar, porque aunque quisiéramos parar la producción tendríamos que negociarlo previamente con la Administración". De Mir no negó los problemas de tesorería: "Es algo sobradamente conocido desde hace tiempo".Esta falta de recursos financieros para realizar la actividad diaria del grupo Fesa-Enfersa hace que muchos proveedores tengan cobros pendientes y que, en algunos casos, los servicios de transporte se paguen en mercancía, extremo este último reconocido por el propio De Mir. Como medida de protesta por esta situación, los sindicatos han convocado una huelga de 48 horas en todos los centros de producción para los días 29 y 30 de este mes.

Como consecuencia de la. situación de la empresa, las bajas condiciones de competitividad y el fuerte proceso de importaciones, Fesa-Enfersa se ha manifestado en el último año incapaz para luchar en el mercado de los fertilizantes. Su falta de capitalización ha dado lugar a la venta de fertilizantes a la baja con el fin de mantener la presencia de la sociedad en determinados mercados, según fuentes sindicales.

Igualmente, esta falta de tesorería ha dado lugar a que grandes compradores hayan aceptado letras giradas por Fesa-Enfersa a cuenta de posteriores entregas de mercancía, razón por la cual han sido los grandes almacenistas los que fijaron de hecho los precios de compra del producto.

La falta de recursos hace que muchos servicios de transporte se estén pagando con producto. De Mir reconoció a este diario el pago de transportes en especie, pero matizó en cuanto al giro de letras que "no se trata de pagos adelantados por ventas futuras, si no por la campaña inminente". "Es una práctica tradicional en el sector, debido a que las ventas se doblan durante las dos campanas que se hacen al año. Es lo que se denomina ventas de precampaña", matizó.

Déficit de tesorería

Según señaló en la comisión de seguimiento del Plan de Viabilidad el director general de Industrias, Antonio Fernández Segura., el déficit de tesorería se situaría. entre 4.000 y 5.000 millones (le pesetas. Según la Administración, ya se ha llegado a un acuerdo con Ercros para que los propietarios aporten 3.400 millones de pesetas, de los que 1.400 serían a cuenta de una vieja deuda no pagada y otros 2.000 con desinversiones a realizar esencialmente a través de Prima Inmobiliaria. Industria apoyaría igualmente a Ercros para lograr una línea de crédito de 1.000 millones.

La Administración se compromete además a evitar la presión de algunos proveedores así como a la búsqueda de un comprador para aclarar el futuro. Para Narciso de Mir, esta propuesta-seríauna tomadura de pelo, porque se reduce a que nos gestionen un crédito de 1.000 millones a cambio de que aportemos 3.40W. "Para conseguir ese crédito no necesitamos el aval de la Administración", advirtió.

Por parte de los actuales responsables de Fesa-Enfersa se sigue en la búsqueda de un nuevo socio entre los que ya no se hallan grandes productores europeos como Norskhydro o Kemira. Se mantienen negociaciones con Elf Aquitaine y su filial Atochem, aunque parece que su entrada está condicionada a que la Administración otorgue al grupo francés compensaciones en otros sectores. Repsol ha rechazado tajantemente cualquier interés por entrar en el grupo.

En opinión de Narciso de Mír, la paralización de las negociaciones se debe a la crisis por la que atraviesa el sector en Europa, "donde ninguna empresa ha obtenido beneficios por su actividad típica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de enero de 1992

Más información

  • La empresa realiza pagos en especia por falta de liquidez