Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ampliación gigante con apoyo público

Una de las fórmulas barajadas para solucionar la incertidumbre sobre la viabilidad financiera de Fesa-Enfersa, con una plantilla de 4.000 trabajadores, es la ampliación de capital gigante, superior a los 40.000 millones de pesetas, que se llevaría a cabo a cuenta de los créditos que tiene pendientes el grupo de fertilizantes con la banca pública.

Esta posibilidad se considera poco menos que "un escándalo" en medios sindicales y agrarios porque supondría que la Administración se hiciera cargo de unas pérdidas de un grupo privado en el que sus responsables "han realizado importantes beneficios con la venta de activos".

Esta operación, sin embargo, sería muy bien vista por la dirección del accionista mayoritario de Fesa-Enfersa, el grupo Ercros, controlado por Torras-KIO. "Sería fantástico", señala el presidente de Ercros, Narciso de Mir, "pero no nos han ofrecido nada así".

En opinión de De Mir, "tarde o temprano habrá que iniciar una negociación a fondo con la Administracíón sobre el futuro del sector. Una negociación que no será ni dura ni corta, y en la que se tendrá que hablar de ayudas, y de ayudas comunitarias, y del precio de la energía, y de muchas otras cosas".

Precisamente, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos estudiará mañana el cartapacio Situación actual del sector de fertilizantes. La comisión, presidida por Carlos Solchaga, representa a los ministerios de Economía, Industria, Transportes, Agricultura, Trabajo, Sanidad y Portavoz del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de enero de 1992