Los médicos de los clubes de fútbol denuncian irregularidades en el control antidopaje

Los médicos de los clubes de fútbol, en una reciente reunión en Madrid, acordaron denunciar a la federación una serie de irregularidades en el control antidopaje. El representante de los futbolistas en la Comisión del control, José Antonio Casajús, médico y ex jugador del Zaragoza, aseguró que, si las cosas no cambian, los jugadores deberían hacer un plante general. Hay equipos que saben con antelación que va a haber controles, por imprudencia de los doctores que los realizan. Uno de ellos, según denunció un médico, se identificó antes de un encuentro al pedir una entrada para su padre.

José González, médico del Atlético de Madrid, dijo que el control, según se hace, es "inhumano y contra la salud"."Nos preocupa seriamente la situación de deterioro en que ha llegado el control antidopaje", aseguró Ángel Gorostidi, médico del Athletic de Bilbao, elegido por sus compañeros presidente de la Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol (AEMEF), constituida el pasado año y a la que pertenecen unos 40 médicos, prácticamente todos los de los equipos de Primera y Segunda División. "Nos preocupa el estado de las salas de control de los campos. En algunos de ellos se utilizan salas destinadas habitualmente a otras cosas y se cambia su decorado cuando corresponde realizar el control".

Algunos médicos de clubes aseguraron que algunas de esas salas son el cuarto en el que el entrenador se cambia de ropa, como sucede en los campos del Cádiz y del Celta. Otros médicos señalaron que ni el Real Madrid se libra de irregularidades porque su campo no disponde de sala de espera. "Pero la peor sala de todas es la del campo de la Real Sociedad", quiso dejar claro otro médico.

El médico del Sevilla, Antonio Leal Graciani, aseguró que todos los campos de Primera incumplen el reglamento. "Ninguno cuenta con las salas adecuadas para la tomas de la orina", dijo. Los médicos de AEMEF son los primeros en exigir unas salas adecuadas y por eso, tras la reunión que mantuvieron el pasado 5 de diciembre en Madrid, se han comprometido a hacer constar en el acta de los controles las deficiendias de estos locales. Una de las primeras salas en ser denunciada ha sido la del Atlético por el médico del Sevilla en el partido que los dos equipos jugaron el pasado 14.

El control de este partido motivó una fuerte discusión entre el médico del Atlético, José Gonzaléz, y los encargados de tomar las muestras de orina. Estos últimos se opusieron, según establece el reglamento, a que los jugadores coincidieran en la sala mientras orinaban, lo que pretendió el doctor González para que no pasaran frío. Vizcaíno, uno de los jugadores del Atlético al que correspondió controlar, cogió un resfriado que le obligó a ser sustituido por Eusebio, del Barcelona, en la selección en el partido suspendido ante Albania.

"¡Franco, Franco, Franco!"

"Este control es inhumano", comentó el doctor González, quien se preguntó: "¿Por qué no se hace el control sanguíneo? En dos minutos se pincha al jugador y a los cinco se pude marchar. El jugador que se niegue por motivos religiosos o de otro tipo... que se le controle con la orina. No se hace el control sanguíneo porque es más caro y se permite el de ahora, que es contrario a la salud. He visto cómo un jugador se tuvo que beber seis cervezas para orinar y salió de la sala gritando: "¡Franco, Franco, Franco... !".Casajús dijo estar cansado de denunciar el estado de las salas en la Comisión del control antidopaje de la federación. "Es una vergüenza", dijo. "En tres años que se realiza el control no se ha hecho nada. Están acabando con la paciencia de los jugadores. Hay salas en campos que son antihigiénicas y, en algún caso, ni me sentaría en su mobiliario. Si las cosas no cambian, los jugadores deberían hacer un plante general. Espero hablar con el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)iI Gerardo Movilla, para informarle".

Pero no son sólo las instalaciones las que fallan. Un médico de un club informó a sus compañeros de AEMEF que un doctor encargado de la toma de orina en uno de sus partidos pidió una entrada para su padre. Otro médico contó, como anécdota, que un día uno de los porteros del campo le dijo antes del partido: "Doctor, hoy tenemos control. Los médicos están ya aquí". Y es que algunos porteros conocen ya a estos médicos, unos 50 de diferentes ciudades, según fuentes de la Federación.

El doctor Teodoro Delgado, presidente de la Comisión del control antidopaje de la federación, reconoció que a algunos de esos médicos se les puede reconocer, "pero sólo pueden presentarse como tales en los descansos de los partidos a controlar". Así lo establece el reglamento de la federación, pero, como ironizó el doctor Goristidi, "a lo mejor alguno es bastante forofo y le gusta ver el partido completo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de diciembre de 1991.

Lo más visto en...

Top 50