Familiares de una víctima denuncian al conductor que causó el accidente en la salida de la N-VI

La familia de Piedad de Miguel Mayoral, muerta en el accidente de anteayer en la entrada de la N-VI (La Coruña), en el que un todoterreno saltó la mediana, ha denunciado al conductor de este vehículo, Esteban González Prieto, según confirmó ayer un hermano de la víctima. Piedad viajaba en el Range Rover que conducía González Prieto, dueño de un top less, y que originó la colisión en la que murieron tres personas y cuatro quedaron heridas.

Pedro de Miguel Mayoral, hermano de Piedad, manifestaba ayer en uno de los tanatorios de Madrid: "Le voy a hundir". Según su testimonio, González Prieto, que también resultó herido y fue dado de alta el mismo día del accidente, no se ha puesto en contacto con la familia de la víctima en ningún momento. La fallecida era peluquera de profesión y estaba en paro, según sus familiares. Se encontraba divorciada y tenía una hija de 16 años.La familia de la otra mujer muerta, Natividad López de la Villa, de 25 años, tampoco había recibido noticias del conductor, de quien era amiga la fallecida. Un hermano suyo aseguró que desconocía adónde acudía Natividad cuando ocurrió el accidente. La joven estaba en paro y vivía con sus padres en Parla.

El otro fallecido es el médico generalista Francisco Javier Pérez Olmedo, que viajaba en el coche contra el que chocó el todoterreno. Ayer, un periodista y su acompañante, heridos graves en el suceso, permanecían ingresados en cuidados intensivos. Roberto Miguel Bacigalupe, el periodista, tiene traumatismo craneal, hemorragia subdural y edema cerebral. Según fuentes del centro, sufría coma profundo. Bacigalupe dirige el programa España ahora mismo, de Radio Exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de noviembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50