Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presunto terrorista Rubenach, procesado por auxilio al suicidio en La Foz de Lumbier

El juez central de instrucción 4 de la Audiencia Nacional ha procesado al presunto etarra Germán Rubenach Roiz por un delito de auxilio al suicidio, al haber apreciado indicios de que disparó sobre su compañera de comando, Susana Arregui, antes de que él y otro miembro del comando, Juan María Lizarralde, se disparasen mutuamente para suicidarse, tras el atentado contra dos guardias civiles en La Foz de Lumbier (Navarra).Rubenach está procesado en otro sumario distinto por el asesinato del sargento de la Guardia Civil José Luis Hervás y lesiones a su compañero José Domínguez Piris.

La resolución judicial recuerda que el 25 de junio de 1990 los dos sargentos de la Guardia Civil se encontraron con tres presuntos miembros de un comando etarra cuando realizaban una inspección rutinaria en La Foz de Lumbier. Rubenach disparó contra el sargento Hervás causándole la muerte, y tras apoderarse de su pistola, disparó contra Domínguez Piris, al que causó lesiones.

Cuando los componentes del grupo abandonaban el lugar comprobaron que las posibles salidas estaban cubiertas por efectivos de la Guardia Civil. "Con el fin de no ser detenidos, acordaron poner fin a sus vidas, procediendo Rubenach a efectuar dos disparos sobre Susana Arregui, causándole la muerte", se añade en el documento.

El juez procesa a Rubenach por un solo delito de auxilio al suicidio porque hasta el momento no se ha podido determinar si de los dos supervivientes, Rubenach y Juan María Lizarralde, Heavy, uno disparó sobre el otro y después sobre sí mismo, o si ambos se dispararon con ánimo de suicidarse.

Sin embargo, el juez señala que la hipótesis de los disparos mutuos es la más fiable, dado que Lizarralde resultó muerto de un disparo en la cabeza y Rubenach herido grave con un disparo que le entró por debajo del mentón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 1991