Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carga policial en Zaragoza durante una manifestación en apoyo de un insumiso

Efectivos de la Policía Nacional disolvieron la noche del sábado en Zaragoza una manifestación no autorizada, convocada para protestar por el encarcelamiento de Antonio Oriol, detenido en su pueblo por negarse a hacer la mili y condenado a 16 meses de prisión. El insumiso, de 21 años, estudiante y agricultor, fue conducido primero a la cárcel de Torrero de Zaragoza y el pasado viernes triasladado a la de Alcalá de Henares (Madrid).Pese a que el gobernador civil de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, había prohibido la manifestación convocada por la Asamblea Antimilitarista de Aragón, por no haberla solicitado con el tiempo suficiente, unas 500 personas se concentraron en la Glorieta Sasera de la capital aragonesa. Desde allí, iniciaron el recorrido previsto para la, manifestación desautorizada, aunque por el arcén central del paseo Sagasta para no interrumpir la circulación.

Sin embargo, un grupo de unas 100 personas, al parecer ajenas a la Asamblea Antimilitarista, invadió la calzada y cortó el tráfico. Los insumisos leyeron un comunicado y se dispersaron mientras que continuaba su protesta el grupo de incontrolados, que llegó a golpear a un autobús urbano. Intervino la policía, que hizó uso de pelotas de goma, botes de humo y de sus porras reglamentarias para dispersarlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1991