Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El congreso de los andalucistas se cierra con una ovación al ausente Pedro Pacheco

Miguel Ángel Arredonda, nuevo secretario general del Partido Andalucista (PA), manifestó ayer su intención de transformar este partido de "una organización de notables en una notable organización", durante la clausura del octavo congreso andalucista. Pedro Pacheco, que no asistió a los debates, recibió una de las mayores ovaciones de la sesión, provocada hábilmente por su rival Alejandro Rojas-Marcos.

Los gritos de "¡Pedro, Pedro!" retumbaron en el palacio de Congresos cuando fue citado por el alcalde de Sevilla.

Los dos días de maratonianas y duras negociaciones dieron paso ayer a una jornada más festiva y relajada, en la que quedó claro el papel de la nueva dirección andalucista, encabezada por el tándem Arredonda - Rojas-Marcos. El primero propuso "una oposición al PSOE dura" pero "con el gesto amable".

La intervención de Arredonda fue acogida con fuertes aplausos que contrastaron con el recibimiento menos cálido al nuevo presidente, Alejandro Rojas-Marcos. No tardó mucho en meterse en el bolsillo a los mil congresistas. El fundador del PA agradeció a los críticos su oposición "por haber dado la cara" y al mencionar a Pacheco, a quien sucede en la presidencia, el palacio se vino abajo con ovaciones a quien ha sido el gran ausente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de noviembre de 1991