Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Español prefirió destituir a Petrovic antes que a Solsona

Julio Pardo, el presidente del Español, prefirió sacrificar al entrenador, Ljubomir Petrovic, antes que al secretario técnico, Daniel Solsona. El sector más duro de su directiva le pidió la destitución de Solsona en una tensa reunión de casi cinco horas iniciada tras el encuentro frente al Valladolid (0-2). Petrovic fue quien llevó al Estrella Roja a la conquista de la pasada Copa de Europa, pero también ha sido el primero en caer esta temporada en la máxima categoría española. "El mayor fracaso de mi vida deportiva", se lamentó.La mayor parte de los directivos pusieron contra las cuerdas a Pardo. La continuidad o no de Petrovic no fue el tema principal, sino la gestión de Solsona, al que algunos consideran el culpable de la crisis. Una vez más, Pardo le defendió y argumentó que la mejor solución era despedir al preparador yugoslavo por no haberse adaptado al fútbol español. Su criterio se impuso, pero puede traer nuevas bajas en una junta que ya ha perdido a más del 25% de sus componentes iniciales.

Sabater, el sustituto

Tampoco hubo unanimidad respecto al sustituto de Petrovic. Solsona abogó por la opción de José Luis Romero y hasta llegó a hablar de la posibilidad de repescar a Javier Clemente. Pero, finalmente, se optó por Jaume Sabaté, que dirigía al filial, L'Hospitalet, y que exigió plenos poderes para trabajar, lo que ha de reducir de forma ostensible los movimientos de Solsona.

La salida de Petrovic le costará al Español, que con él sólo ganó a Osasuna (3-2), alrededor de 50 millones de pesetas, a no ser que se pacte una indemnización inferior. La operación refuerzos también está paralizada a la espera de los 300 de Dorna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de noviembre de 1991