Camp David será el escenario de las entrevistas de Bush y el Rey en octubre

El presidente de Estados Unidos, George Bush, ha invitado al Rey a visitar su residencia de Camp David durante la visita que don Juan Carlos realizará a EE UU a partir del 5 de octubre. Esta será la primera vez que el Monarca visita la residencia de descanso del presidente estadounidense. La invitación, confirmada ayer por el embajador español en EE UU, Jaime de Ojeda, deja al descubierto el nuevo clima de diálogo bilateral entre ambos países, más distendida desde que España participó en la guerra del Golfo.

La visita del monarca español a Camp David podría incluso considerarse como histórica, y no sólo porque ésta sea la primera vez que una personalidad española visite ese lugar. Camp David se ha convertido a lo largo de los años en el escenario de entrevistas históricas y el presidente estadounidense lo utiliza para concretar decisiones políticas bilaterales o para consolidar o mejorar sus relaciones con otros líderes.Camp David, construido en 1942, fue el escenario en 1978 de las históricas conversaciones entre el presidente egipcio Anuar el Sadat y el primer ministro israelí Menájem Beguin. Aquella reunión, organizada por el presidente demócrata Jimmy Carter, terminó con los acuerdos de paz entre ambos países.

Las habitaciones utilizadas entonces por aquellos líderes se convertirán en las camaras reales de los monarcas españoles. El rey Juan Carlos llegará a Washington el sábado 5 de octubre próximo acompañado de doña Sofía. A pesar de que los detalles de su programa aún se están completando, parece seguro que los monarcas viajarán hasta Camp David en uno de los helicópteros de la Casa Blanca, los que utiliza Bush para desplazarse a esa residencia situada en las montañas Catoctin, 113 kilómetros al norte de Washington.

Distensión política

Las conversaciones entre Juan Carlos y George Bush invadirán el terreno de la las relaciones hispano-norteamericanas, lo que podría servir para consolidar definitivamente el marco de distensión política en el eje Washington-Madrid, una distensión que arranca de la Firma del nuevo tratado de las bases y de la participación española en la guerra del Golfo, agradecida públicamente en su día por Bush.

Don Juan Carlos y doña Sofía estarán en Camp David hasta el día 7. No se sabe el programa exacto de sus idas y venidas ni el programa de actividades que Bush y su esposa Bárbara tienen previsto para los reyes. Es seguro, eso sí, que comerán comida mejicana, un hecho inevitable porque la chef de los Bush es de origen mejicano.

El mismo día 7 don Juan Carlos estará en Nueva York, donde pronunciará un discurso ante la Asamblea de la ONU. El discurso del Monarca estará relacionado con los cambios políticos que ha experimentado el mundo y el papel de la ONU en este nuevo contexto, y se sumará a los esfuerzos diplomáticos españoles para formar parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La votación se celebrará en octubre 1992, y al puesto también aspiran Suecia, Nueva Zelanda y Turquía.

Tras su discurso en Naciones Unidas, los reyes de España inaugurarán en el Museo Metropolitano de Nueva York, el Met, la exposición El esplendor de la Monarquía española: tapices y armaduras del Renacimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de septiembre de 1991.

Lo más visto en...

Top 50