Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo pide que Akzo recupere el 57,50% de La Seda

El pleno del Parlamento Europeo, que preside el español Enrique Barón, aprobó ayer por mayoría una resolución en la que exige que la multinacional holandesa Akzo "se detraiga de la venta de sus acciones en La Seda de Barcelona y asuma enteramente sus obligaciones ante sus acreedores para dar viabilidad al proceso de reconversión".

El texto de la resolución, presentada por el eurodiputado español, Joan Colom i Nadal, insiste en que la venta de la participación accionarial de Akzo en La Seda ha sido declarada nula por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). También el diputado de Iniciativa para Cataluña, Antoni Gutiérrez, pidió una investigación, informa Efe.Según el Parlamento Europeo, la multinacional con sede en Holanda se mantuvo desde 1929 como primer accionista de La Seda y luego dejó de tener interés en esta empresa española "para favorecer dos nuevas fábricas adquiridas en Estados Unidos y la antigua Alemania del Este". Según Colom, Akzo "ha mantenido una estrategia tendente a obstruir las proyecciones de La Seda y a su desaparición".

[El cumplimiento de esas responsabilidades y la recuperación de la participación están siendo tratadas por el Ministerio de Industria en los contactos que tienen con Akzo y dentro de un clima de "buenos oficios". Industria quiere que Azko cumpla la recomendación de la CNMV y que el 57,50% acabe en La Seda o vuelva a la propia multinacional con el objeto de mantener la viabilidad de La Seda].

Según la resolución aprobada por el Parlamento Europeo, la estrategia de Azko con La Seda "tiene como finalidad evitar la competencia de la empresa española en el mercado".

La resolución pide a la Comisión Europea que "investigue si Akzo ha violado la legislación comunitaria en materia de competencia y de transferencia de sociedades".

Compraventa ilegal

Akzo transfirió en julio su participación en La Seda al abogado mercantilista, Jacinto Soler Padró. Sin embargo, la CNMV ha privado a Soler de los derechos políticos de este paquete, al considerar que la operación no fue legal por no intervenir como intermediario una firma de valores miembro de bolsa. La operación tampoco ha sido publicada en el boletín de cotización de la bolsa. Ambas exigencias son necesaria s para dar validez a cualquier compraventa bursátil, según los artículos 36 y 37 de la Ley del Mercado de Valores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de septiembre de 1991

Más información

  • El grupo, investigado por la compra de dos empresas en EE UU