González cancela su viaje a Guinea previsto para el próximo día 9

El presidente del Gobierno, Felipe González, decidió ayer suspender el que iba a ser su primer viaje al África subsahariana desde que hace nueve años asumió el poder, según indicaron fuentes de la Administración. El jefe del Ejecutivo iba a visitar, del 9 al 13 de septiembre, la ex colonia española de Guinea Ecuatorial y Angola.Frente a los Gobiernos de Malabo y Luanda, la Presidencia del Gobierno español alegó ayer que, ante la evolución de los acontecimientos en Yugoslavia y la URSS, González no podía abandonar su despacho, desde donde seguía la situación en ambos países.

La diplomacia española tentó en vano que la presidencia holandesa de la CE convocase para el 13 de septiembre un Consejo Europeo extraordinario sobre la URSS para disponer así de un argumento más sólido para aplazar el viaje. La cumbre extraordinaria se celebrará probablemente a principios del próximo mes de octubre.

Otras fuentes indican que la verdadera razón de la suspensión de una visita que había sido cuidadosamente preparada -delegaciones de Protocolo y La Moncloa viajaron a Malabo y Luanda- es la relación poco fluida que González mantiene con la cúpula dirigente ecuatoguineana, a cuyo régimen considera autoritario.

Petición de la Unión Bubi

Precisamente, la Unión Bubi, uno de los partidos opositores al presidente Teodoro Obiang, había pedido, con motivo del previsto viaje de González a Guinea Ecuatorial, "un Gobierno que conduzca a Guinea a la democracia", según informa la agencia Efe.

Este partido, que pertenece al denominado Pacto de Madrid -que agrupa a las fuerzas opositoras al régimen de Obiang-, pide "la formación de un Gobierno de transición democrática, que regiría los destinos del país con las normas elaboradas por un órgano legislativo, compuesto a partes iguales por representantes de todas las naciones de Guinea Ecuatorial". Los bubi, originarios de Fernando Poo, se consideran una nación discriminada con respecto a los fang, etnia a la que pertenece la mayoría de la clase dirigente ecuatoguineana.

A diferencia de Guinea, el jefe del Gobierno español, Felipe González, sí deseaba desplazarse a Angola, pero difícilmente podía hacerlo si previamente no pasaba por la ex colonia española.

En Angola, un país en el que se van a celebrar elecciones, estaba prevista la firma de un acuerdo que conllevaba la concesión de créditos españoles blandos y en condiciones de mercado por valor de 55.000 millones de pesetas, así como la duplicación, hasta alcanzar los 30.000 barriles diarios, del suministro de petróleo a España.

González se hubiese entrevistado también con responsables de tres de los partidos de la oposición angoleña, incluida la guerrilla UNITA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de septiembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50