Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RONDA

Clavadistas y medievales

Excepto en la destreza, contra y bajo el agua y el escueto bañador, poco tienen que ver los acróbatas clavadistas del Parque de Atracciones con los apolíneos salvadores de chicas guapas de una playa de Acapulco.

Los chicos del Oliver's Water Show, pronúnciese con eco la última palabra, se enfrentan cara a cara con una piscina de tres metros de profundidad y siete de diámetro, a la que acceden por medio de un salto o pirueta, desde 25 metros de altura, a una velocidad de 95 kilómetros por hora.

En las sesiones nocturnas, suelen rociarse la piel con gasolina, convertirse en hombre antorcha y dejar que el agua apague su fuego. Con todo, el público madrileño, poco acostumbrado a ser espectador de aquello que no sea fútbol, chicas en bañador o televisión, no acaba de dejarse contagiar por el entusiasmo de estos campeones que desconocen el vértigo.

Isabel es la única chica del grupo y por cortesía masculina será la primera en brincar desde 15 metros. Una vuelta, dos, de espaldas... así hasta que el acróbata se prepara para el peligrosísimo spotter, desde lo más alto de la cucaña y en medio de un silencio, roto tan sólo por los centrifugados pasajeros del Katapult, en el momento de quedarse boca abajo.

En los torneos medievales ocurre todo lo contrario. Cuatro caballeros armados hasta los dientes y vestidos hasta el cuello, galopan y compiten, animados por un público ávido de presenciar un combate donde las espadas se miden hasta la muerte. Pasar calor merecerá la pena, sólo porque un caballero galopa para salvaguardar nuestro honor. Lo que, a estas alturas, no sucede con frecuencia.

Parque de Atracciones. Clavadistas. Sábados y domingos, pases a las 14.00, 18.30, 21.00 y 23.30 horas. Resto de la semana, 18.30 y 21.00 horas.

Torneos medievales: 20.30, 23.00 y 1.00 de la madrugada, excepto los lunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1991