BALONCESTO / N. B. A.

Los Lakers, Bulls y Blazers pasan sin demasiados apuros a las semifinales

La NBA ya tiene tres semifinalistas: Chicago Bulls, Los Ángeles Lakers y Portland Trail Blazers. Su clasificación ha sido sencilla. Ninguno de ellos ha necesitado más de cinco partidos para eliminar a sus rivales. Por el contrario, los Celtics de Boston y los Pistons de Detroit libran una serie encarnizada que les obligará a jugar un mínimo de seis partidos y probablemente les lleve agotados a las semifinales.

Los pronósticos se han cumplido sin excepción hasta el momento. Los Bulls vencieron a los Sixers de Philadelphia (100-95) en Chicago y se apuntaron la serie con facilidad (4-1). Una vez más, Michael Jordan fue el héroe de partido. Marcó 38 puntos y sumó 19 rebotes, su mejor marca como profesional. Sin embargo, fue Scottie Pippen el encargado de mantener a los Bulls durante la primera parte, con un juego demasiado versátil y atlético para los defensores de los Sixers.El encuentro pudo cambiar de suerte en el último minuto, cuando el escolta Hersey Hawkins encestó una bomba de tres puntos desde una esquina. Los Sixers estaban a un punto (9695), pero Jordan tomó la responsabilidad y anotó los últimos cuatro puntos, después de una segunda parte asombrosa, en la que marcó 25 de sus 38 puntos finales.

Los Sixers, se despiden de la fase final en medio de un ambiente muy enrarecido por las declaraciones de Charles Barkley, molesto por la incapacidad de su equipo para lograr el título. Barkley, que logró 30 puntos en el último partido, ha acusado a sus compañeros de no tener carácter en los momentos duros, en una clara alusión al alero Armon Gilliam y al escolta Hersey Hawkins, dos jugadores que han ofrecido unas prestaciones muy irregulares durante los partidos contra los Bulls. Barkley ha pedido que los Sixers le traspasen a un equipo con posibilidades de conquistar el título. "Tengo 28 años y el cuerpo dolorido. No estoy en edad de comenzar a jugar en un equipo en periodo de reconstrucción. Quiero ganar un anillo de campeón", declaró tras el cuarto partido.

En la prórroga

Los Lakers han vuelto a demostrar que tienen el talento para ganar el campeonato. Aunque la aportación de Divac frente a los Warriors de Oakland ha sido bastante limitada, los Lakers se han desembarazado de sus rivales en cinco partidos, aunque casi siempre los marcadores han sido muy igualados. En el último encuentro, necesitaron una prórroga para derrotar a los incómodos Warriors en el Fórum de Los Ángeles (124-119).Los locos bajitos de los Warrios complicaron el partido hasta límites imprevistos. El trio Hardaway-Richmond-Mullin funcionó con la precisión habitual y colocó a los Lakers en una posición muy comprometida en el último cuarto de partido. Una ventaja de 12 puntos dejó a los Warriors al borde de la victoria, pero un tanteador parcial de 204 devolvió la delantera a los locales, que tuvieron una vez más a Alagic Johnson y James Worthy como principales protagonistas. Johnson anotó 28 puntos y Worthy, 24. Ambos destaparon su mejor juego en a segunda parte, después de fallar sorprendentemente en la primera mitad. Worthy sólo había logrado cuatro puntos y Johnson había tenido graves problemas para dirigir el juego, hasta el punto de sumar sólo dos asistencias en ese periodo.

Los Blazers de Portland se deshicieron de los Jazz de Utah en el quinto partido (103-96), con una excelente actuación de los dos bastiones del equipo: los bases Clyde Drexler y Terry Porter. Los dos dominaron el juego y consiguieron la misma cifra de puntos: 22.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS