El promotor de la nueva casa de Barranco paraliza las obras

Carlos Sotos, gerente de la cooperativa de viviendas de UGT y promotor de la rehabilitación de un céntrico edificio en el que Juan Barranco posee una vivienda, suspendió ayer voluntariamente las obras. Sotos pretende iniciar una investigación sobre el origen de las acusaciones de posibles irregularidades que se han vertido sobre la operación. El constructor Christian Jiménez denunció la pasada semana que las obras que se real Izan en el inmueble, situado en la calle de Noblejas, 5, son ilegales y no respetan la licencia concedida.Según Sotos, la decisión se tomó de forma cuatelar tras conocer ayer que la Junta de Centro, que preside el concejal del PP Ángel Matanzo, había amenazado con ordenar la paralización de los trabajos. "Hubiera sido inexplicable, porque hasta ayer no se había presentado ningún funcionario municipal en la obra. Además, antes de ejecutar una orden de este tipo, hay que iniciar un expediente y oír a los interesados", explicó el promotor de la vivienda.

Sotos, que entiende que detrás de las denuncias de Jiménez y de las amenazas de la junta se esconde una operación de descrédito, justifica la paralización de las obras en la necesidad de investigar el origen de las acusaciones y demostrar la "legalidad" de los trabajos.

Christian Jiménez afirma que las obras del edificio de Barranco son ilegales

Christian Jiménez denunció a la Gerencia de Urbanismo "que las obras no se ajustan a licencia", la cual "fue concedida en 1988 por un concejal socialista". El constructor asegura que los trabajos incumplen "todas las normas" de seguridad laboral.Jiménez afirmó también que Carlos Sotos consiguió a Juan Barranco "un piso de lujo a precio de periferia". Según su versión, Barranco pagó poco más de 10 millones de pesetas por una vivienda de 173 metros cuadrados. "Un piso con cinco cuartos de baño, cuatro dormitorios, ascensor directo, hall, salón, terraza, gas ciudad..., frente al palacio Real", afirma Jiménez.

Carlos Sotos asegura, por su parte, que va a demostrar que las obras "son lícitas, legales y correctas". "Los trabajos se ajustan a la licencia, y vamos a demostrar a los que afirman que hemos realizado una demolición interior del inmueble no ajustada a licencia que el estado del edificio era de ruina, lo que motivó que se cayera parte de la estructura", afirmó.

Sotos precisa también que el precio Final del piso de Barranco no es el apuntado por Jiménez, ya que el ex alcalde, como todos los propietarios, debe hacer frente ahora al coste de la rehabilitación. El promotor ha denunciado ante el juzgado de guardia a Jiménez por "denuncias falsas y calumnias", y asegura sentirse perseguido por "una banda mafiosa dedicada a los escándalos políticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de abril de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50