Cartas al director
i

Misoginia 'light'

Enhorabuena, señor Ignacio Carrión, por su misoginia light que, revestida de colores primaverales, nos encumbra a la región inexplorada de "robles cardiacos". Halagada me siento. Y en hora buena, el dolor de cabeza que me producen sus artículos, aunque sólo pueda combatirlos (con una aspirina, ¡claro!) en días alternos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de abril de 1991.

Lo más visto en...

Top 50