Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La situación en el aeropuerto de Barajas tiende a normalizarse

La compañía Iberia y el centro de control áereo de Torrejón de Ardoz informaron ayer tarde que los despegues de los vuelos del aeropuerto de Madrid-Barajas estaban saliendo "prácticamente a su hora", ya que los controladores áereos se van acostumbrando al manejo de los nuevos equipos tras su traslado desde el antiguo centro de Paracuellos del Jarama. "La situación está bastante normalizada", explicaron las citadas fuentes, aunque añadieron que hay que tener en cuenta que los domingos disminuye el número de vuelos nacionales.Los técnicos no se aventuraron a predecir si hoy se volvería al caos que comporta habituarse a unos complejos aparatos de control de aeronaves que los controladores no acaban de aprender a manejar. El cambio del centro de control coincide con la salida masiva de vuelos militares de la cercana base de Torrejón de Ardoz, que "son un mal menor", según los controladores. La compañía Iberia informó en la tarde de ayer que, a diferencia de los días pasados, no se habían producido cancelaciones de vuelos.

Desde la pasada semana, los vuelos que salían del aeropuerto de Madrid-Barajas sufrían numerosas demoras, algunas de hasta seis horas, y cancelaciones, debido a que el traslado del centro de control está dotado con modernos aparatos a los que los técnicos no están habituados.

El cambio de un centro de control a otro se inició paulatinamente, y desde el jueves pasó definitivamente todo el grueso de orientación de vuelos al nuevo centro de Torrejón, que ha costado 5.034 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 1991