Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una auditoría descubre irregularidades graves en la Sociedad de Fomento

La auditoría realizada sobre la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España (SFCCE), de quien dependen las carreras de caballos en nuestro país, ha desvelado irregularidades en la gestión del anterior equipo directivo, presidido por Lorenzo Sanz, vicepresidente del Real Madrid. Según la auditoría, encargada a la firma Audit 3 por el nuevo equipo gestor, la sociedad ha incurrido en pérdidas significativas (casi 1.200 millones) en los últimos años.

La auditoría abarca el período que va del 1 de enero al 31 de agosto de 1990, fecha en la que se hizo cargo la nueva directiva presidida por Javier Pardo Santayana. Según el informe emitido, se han producido ciertos ajustes, necesarios para adecuar los estados financieros de la sociedad a los principios contables generalmente aceptados.Éstos no están reflejados en el balance de situación ni en la cuenta de pérdidas y ganancias de la Socidedad de Fomento. Según Audit 3, Firma constituida por tres profesionales provenientes de Arthur Andersen y Price Waterhouse a raíz de la nueva ley de auditorías, el balance de situación y la cuenta de pérdidas y ganancias no refleja adecuadamente la situación financiero-patrimonial de la SFCCE a 31 de agosto. Pocos días después de esta fecha, Lorenzo Sanz dimitió como presidente de esta sociedad.

Los mencionados ajustes se deben a distintas partidas que hacen que las pérdidas aumenten en 135 millones de pesetas (63 millones corresponden al ejercicio de 1990 y 72 a anteriores) sobre las reflejadas, que se concretan en 999 millones acumulados y 55 del ejercicio. En total, 1.190 millones.

En la Sociedad de Fomento, por otra parte, no se ha seguido ningún criterio fijo para calcular la dotación anual a la amortización del inmovilizado material, o activos.

Deudas

Por otra parte, la Sociedad de Fomento no refleja 384 millones de pesetas que adeuda a tres sociedades: 165 millones reclamados por Construcciones VP por la construcción de una tribuna en el hipódromo de Madrid que se adjudicó sin previo concurso; 74 millones reclamados por Construcciones Hernando por obras de aparcamientos y viales, y 45 millones reclamados por Computer Technology de España -empresa a la que está vinculada el entonces tesorero de la sociedad, Antonio Madueño- por un ordenador adquirido para totalizar las apuestas y a la que se pagaron 15 millones. Este último caso, sobre el que se planteó litigio judicial, ha tenido sentencia favorable a la Sociedad de Fomento. Además hay otros 12,5 millones de deuda diversa ' entre los que aparecen las empresas Agencia A y la propia VP.En las obras de la tribuna del hipódromo se habían pagado 86 millones, de los que 52 fueron satisfechos por Lorenzo Sanz, que además había aceptado las letras libradas por todas las empresas anteriormente citadas.,

Lorenzo Sanz, por haber satisfecho él algunas cantidades, figura entre los acreedores con un total de 20 millones de pesetas. También está el Patrimonio Nacional, que por la utilización de los terrenos recibe un canon y el 50% de la recaudación por vallas publicitarias, al que se deben 66 millones. Al Ente Radiotelevisión Española se le deben 149 millones, y a otros acreedores 38 millones.

Algunos miembros de la actual directiva de la Sociedad de Fomento anunciaron su intención de proponer la apertura de un expediente a Lorenzo Sanz. Este, por su parte, eludió realizar cualquier comentarlo sobre el informe elaborada por la empresa Audit 3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de febrero de 1991

Más información

  • El informe critica la actuación del equipo dirigido por Lorenzo Sanz