Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los operadores europeos sustituyen los países árabes con la contratación de plazas turísticas en España

Los operadores turísticos europeos han iniciado la contratación de plazas hoteleras suplementarias con destino a España para la próxima campaña de verano, tras la inicial paralización ocasionada por el comienzo de la guerra en el golfo Pérsico. Las perspectivas del sector turístico español han mejorado en los últimos días, y la Secretaría General de Turismo estudia la posibilidad de aumentar su presupuesto de promoción para captar a los viajeros que este año renuncien a viajar a los países árabes. De nuevo surge un moderado optimismo sobre la recuperación de nuestro sector turístico.

La directora general de Política Turística, Esperanza Galiano, manifestó a este diario que las actuales perspectivas inducen a un "moderado optimismo", y que las nuevas contrataciones de los operadores turísticos indican que España puede ser el destino de numerosos turistas que dejen de viajar a países como Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Turquía y Grecia.La Secretaría General de Turismo está esperando el momento oportuno para relanzar las campañas de promoción turística en toda Europa. Las mensajes de las campañas serán distintos a los elaborados en años anteriores, en función de] estallido de la guerra y los deseos de seguridad de los viajeros europeos. También tendrán contenidos a tenor de la sensibilidad de cada país frente al conflicto, muy distinta, por ejemplo, en Alemania o el Reino Unido.

Para atraer el mayor número posible de visitantes, Turismo estudia solicitar un aumento de la partida presupuestaria dedicada a promoción para el ejercicio 1991, que estaba prevista en 5.286 millones de pesetas -con un aumento del 0,7% respecto a 1990-, según manifestó Esperanza Galiano.

Las nuevas contrataciones han sido efectuadas principalmente por los operadores especializados en turismo hacia la zona de Oriente Próximo, que temen perder su clientela ante el temor de los viajeros a desplazarse a zonas próximas a la guerra.

Fernando Perelló, representante en España del mayorista alemán Der Reisespezialist, manifestó que numerosos operadores han iniciado la contratación de plazas hoteleras en España.

Fuentes del sector indicaron que la desviación del turismo afectará sobre todo a Turquía, Egipto y los países del Magreb. En cambio, Grecia y Yugoslavia aún tienen posibilidades de salvar la temporada veraniega si la guerra termina pronto. En caso contrario, sus perspectivas se verían muy afectadas.

Respecto a los grandes mayoristas -como TUI, Thomson, Neckermann o Intasun- el representante del operador alemán TUI en España, Wolfgang Pilati, señaló que están esperando al desarrollo de la guerra antes de iniciar contrataciones masivas en el litoral español.

Mejor proporción

El presidente de la Federación Española de Agencias de Viaje (FEAV), Jesús Martínez, señaló que, dentro de la incertidumbre ocasionada por la guerra, "las perspectivas son esperanzadoras en este momento, porque España es el único país con la Infraestructura suficiente para acoger el turismo que este verano dejará los países de la zona del conflicto".Pero las nuevas contrataciones de los operadores no han cristalizado en un optimismo unánime en el sector. El coordinador de la patronal Zonas Turísticas de España (Zontur), Felip Gaspart, se mostró muy cauto y manifestó que "el mercado sigue estando parado, y es pronto aún para hablar de recuperación".

Por su parte, Alan Flouk, secretario general de la Federación Internacional de Tour Operadores (IFTO), manifestó el pasado miércoles que la crisis del golfo Pérsico puede incrementar el porcentaje de turistas que este año se dirijan a España y al resto de los países de la costa oeste del Mediterráneo; pero indicó que la cuestión no está en los porcentajes, sino en el volumen total de turismo. Flouk añadió que el turismo puede desplazarse en mayor proporción hacía los países considerados en principio más seguros, como España, Portugal, el sur de Francia o Italia.

Cataluña puede ser una de las comunidades más beneficiadas por la desviación de turismo hacia España, ya que sólo el 15% de su turismo llega por avión, el medio de transporte más castigado por el temor a acciones terroristas. El temor ha sumido en una difícil situación a numerosas compañías aéreas, algunas de las cuales, como en el caso de Iberia, se platean la posibilidad de adoptar medidas laborales para solventar la coyuntura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de febrero de 1991

Más información

  • La Secretaría General de Turismo estudia aumentar su presupuesto de promoción