Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Guerra y censura

Londres,

Cuando informan sobre las guerras los periodistas deben tener en cuenta ciertas normas; pero deben luchar contra el deseo de los censores de suprimir toda la información inconveniente. Es totalmente legítimo evitar que revelen hechos que pudieran ser valiosos para el enemigo. ( ... ) Pero cuando las crónicas no hacen peligrar vidas humanas, es un error negarles las demandas razonables o impedirles que informen sobre incompetencias incluso si así dañan una reputación o dos. ( ... ) La mayor parte de las restricciones que ha propuesto el ministro de Defensa para cubrir la guerra son de las que pretenden evitar el peligro para las operaciones británicas o de los aliados o la angustia para los familiares. Todo depende de cuán restrictivamente sean interpretadas: puede haber muchos puntos de vista sobre si una información es tácticamente valiosa para el enemigo. Más claramente cuestionable es la restricción numérica ( ... ): en conjunto, se prevé un total entre 50 y 100 periodistas, incluyendo ( ... ) fotógrafos y reporteros de la televisión, radio y prensa ( ... ), número inadecuado para las democracias acostumbradas a una información plena, de alta calidad. Para justificar estas restricciones, los militares mencionan las peticiones del Gobierno saudí. Suena a explicación demasiado conveniente para ser totalmente creíble. La cobertura de reporteros con experiencia es en interés de los ciudadanos y también de aquellos que están en el frente. 8 de enero

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de enero de 1991