Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las diversas formas de nacer, nueva serie de Ramón Sánchez Ocaña

Televisión Española estrena esta tarde un nuevo programa de Ramón Sánchez Ocaña. Los hijos del frío, es una serie de 13 episodios de media hora centrados en las recientes aportaciones científica que han revolucionado el concepto del comienzo de la vida. La fecundación in vitro, los bancos de semen, las investigaciones sobre el genoma humano, la elección de sexo o la situación de la ley en España son algunos de los temas a los que se dedican los episodios.

"No queremos hacer una clase de ética", señala Sánchez Ocaña. "La serie es muy aséptica, cuenta las cosas tal y como son en la actualidad". La idea de la serie surgió de Ramón Sánchez Ocaña, que entregó los guiones a Televisión Española a finales de 1989. A lo largo de 1990 se grabaron los espacios en los que intervienen los principales investigadores de los países más avanzados en genética.A pesar de lo delicado del tema, TVE ha programado el espacio en un horario casi infantil, a las 17.30 horas. Algunos de los últimos avances en investigación sobre el nacimiento son los úteros automáticos, máquinas que reproducen las características del seno materno para incubar al embrión humano. Rayan en la ficción científica es la especulación sobre la posibilidad de crear una especie inferior a la humana, fruto de la unión de hombres y simios, sobre la que ya se han realizado algunos experimentos. El título de la serie, Los hijos del frío, surgió de la observación de que el nacimiento puede convertirse en algo mecánico, con escasa participación de los padres. Para discutir todos estos aspectos, el penúltimo episodio recogerá las dudas de los espectadores y el último un debate sobre los temas reflejados en el programa.

Publicidad de condones

Ramón Sánchez Ocaña está preparando ya el regreso de Más vale prevenir, que se producirá al término de Los hijos del frío. "También preparo una novela sobre el crimen de Puerto Hurraco. Yo creo que todos los periodistas deseamos escribir alguna vez una novela. El problema es que como nos pagan al folio, es difícil escribir 250 sin cobrar. Sánchez Ocana compagina la televisión con prensa, radio y publicidad. "No hago demasiada publicidad, tengo una exclusiva con una marca. Hace poco, sin embargo, me ofrecieron anunciar condones por una gran suma de dinero. Pero no me gustan ese tipo de polémicas". Sánchez Ocaña tiene en la actualidad 48 años y lleva 30 dedicado al periodismo. A pesar de que la divulgación de los temas de salud le llevó a la fama, es licenciado en Filosofía y Letras y Periodismo. "Gran parte de la información la consigo abusando de la gente con la que tengo contacto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 1991

Más información

  • El periodista prepara una novela sobre el crimen de Puerto Hurraco