Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cuestión de Estado

El príncipe estudiante es una película de Lubitsch, preciosa, con una fotografía espléndida, que se desarrolla en una alegre ciudad universitaria alemana: Heidelberg.La película tuvo en sus días un éxito enorme en Estados Unidos; tanto, que durante la guerra no bombardearon Heildelberg, porque aquella ciudad tan bonita estaba todavía en los corazones de los americanos.

Sí, quizá tenga razón Ángel Fernández-Santos: el cine es una cuestión de Estado.

Mi hijo ha pasado varios veranos con familias americanas por aquello de aprender inglés. Allí comprobó que lo que le habían contado otros chicos era verdad: el americano, digamos medio, no sabe qué es España ni dónde está.

Sin embargo, este verano algo había cambiado. Las películas de Almodóvar habían producido el milagro. Ahora, los americanos saben que en Europa hay un país muy simpático que se llama España. Gracias, Pedro.

Yo misma tengo que admitir que desconocía la existencia de un país africano fascinante llamado Burkina Faso hasta que vi la película Yaaba.

Pasa a la página siguiente

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de enero de 1991