Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El informe pide la apertura de mercados a la Europa del Este

La OCDE, firme partidaria de políticas comerciales más liberales, cree que una de las principales contribuciones que los miembros de esta organización pueden aportar al proceso de reforma económica de los países de Europa central y oriental es una mayor apertura de sus mercados a los productos de esos países. "Restringir las exportaciones de los países de Europa central y oriental a los mercados de la OCDE", afirma el informe de fin de año de la organización, "comprometería el éxito de las reformas estructurales".Los antiguos países socialistas que han emprendido el camino hacia la instauración de un sistema de mercado no han tenido suerte con las últimas evoluciones de la economía mundial, constata la OCDE. La disminución del crecimiento, el alza de los tipos de interés y, sobre todo, el encarecimiento del petróleo han creado un contexto poco favorable para una reforma de tal envergadura.

La OCDE se felicita de que en la mayoría de los paises antaño comunistas de Europa central y oriental se hayan reducido los déficits presupuestarios y se estén aplicando políticas de precios, tipos de interés y tipos de cambio más realistas. La competencia también se ha visto reforzada por la liberación de las importaciones.

Ello no impide que los primeros beneficios de tales ajustes sólo puedan ser esperados a medio plazo. En el año que está a punto de concluir la producción ha disminuido en todos los países de Europa central y oriental, y difícilmente podrá estabilizarse en 1991.

El caso de la URSS

La URSS es un caso especial. Ese país, dice la OCDE, todavía no ha puesto en práctica medidas específicas de reforma económica. Entretanto la producción disminuye, la inflación se acelera y, pese a los beneficios que obtiene de la subida de los precios del petróleo, la balanza comercial puede seguir deteriorándose. La OCDE se alarma al descubrir que la producción soviética de petróleo está disminuyendo, lo que puede provocar una fuerte reducción del volumen de sus exportaciones de ese producto.Los graves problemas ambientales de los países del antiguo bloque socialista son también recordados por los expertos de la OCDE. Esa organización les recomienda que en paralelo a las medidas tendentes a adoptar un régimen de mercado, vayan creando instrumentos económicos que permitan resolver los problemas del deterioro ambiental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 1990