Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo encabezado por CASA concursará por un contrato de McDonnell Douglas de 150.000 millones

El consorcio Construcciones Aeronaúticas de Euskadi, SA, formado por la empresa Construcciones Aeronáuticas, SA (CASA), Gruman, la Diputación de Vizcaya, las empresas vascas Duñaiturria-Estancona y una firma israelí, acudirá al concurso de adjudicación de un contrato de la McDonnell Douglas para construir las alas del modelo de avión MD-12, aún en proyecto, en una nueva plainita en Euskadi con una inversión de 150.000 millones de pesetas, según el diputado general de Vizcaya, José Alberto Pradera.

Un consorcio italiano, liderado por Air Italia, y otro surcoreano competirán con el que lidera CASA para la adjudicación de la. nueva factoría. El consorcio licitará por la ubicación de la nueva planta en territorio vizcaíno, lo que supondría la creación de más de 6.000 puestos directos y más de 15.000 indirectos. La facturación anual prevista para la nueva planta de McDonnell Douglas es de unos 45.000 millones de pesetas anuales, según explicaron fuentes de la diputación.Si la McDonell decide finalmente la adjudición al consorcio, éste constituiría una nueva empresa que contaría con los derechos en exclusividad para la fabricación de las alas del MD-12. Los socios que Integran Construcciones Aeronaúticas de Euskadi SA mantienen contactos con diversas entidades financieras y con la firma Sener para costear la inversión conjuntamente, con el fin de aportar su parte en el volumen de inversión.

La diputación de Vizcaya está estudiando ya los terrenos para la ubicación de la nueva planta, aunque no ha querido avanzar nada sobre este extremo. El máximo responsable de la Diputación vizcaína explicó ayer a los portavoces de los grupos políticos en las Juntas Generales (parlamento provincial) los pormenores del contrato de suministro aeronaútico.

La McDonnel Douglas tiene previstó seleccionar a dos de las tres candidatas antes del uno de enero y tomar la solución definitiva a primeros de abril, según fuentes oficiales.

Exenciones fiscales

José Alberto Pradera se reunió hace dos semanas en Los Angeles con el vicepresidente de la firma aeronaútica estadounidense McDormel Douglas para explicarle las ventajas de la oferta en la que participa la Diputación vizcaina.En su explicación, Pradera enumeró entre otras ventajas la posibilidad de conceder exenciones fiscales y destacó el elevado nivel de la mano de obra existente en el País Vasco en este sector. Tanto Duñalturria y Estancona, como Sener -ingeniería dedicada a la producción de máquinas de control numérico-, tienen experiencia en la fabricación de componentes de aviación. CASA suministra a McDonnell los estabilizadores de cola del modelo MD-11. CASA presentó un programa ante la Junta de Andalucía, que aportó alrededor de 15.000 millones, en el participan varias empresas con el fin de reciclar a sus trabajadores y conseguir el contrato de la firma estadounidense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 1990

Más información

  • El proyecto supone la instalación de una fábrica con 6.000 trabajadores en el País Vasco