Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal de nieve deja aisladas a 50.000 personas

Un joven murió en el Pirineo de Lérida y otras 13 personas -cuatro en Sierra Nevada, cuatro en Lérida, tres en los Picos de Europa y dos en el Pirineo oscense- se hallaban anoche desaparecidas a causa del temporal de frío y nieve que azota la mitad norte de la Península desde finales de la pasada semana. Esta ola de bajas temperaturas ha aislado en sus domicilios a 50.000 personas y ha ocasionado anomalías en servicios básicos (teléfono, electricidad y agua) a otros 100.000 ciudadanos. Se espera que el temporal empiece a remitir desde mañana.

Grupos de rescate de la Guardia Civil de Lérida encontraron ayer muerto al montañero Juan Ramón Vidal Murt, de 20 años, que se había extraviado en las proximidades del pico de Biciberri, al sur del túnel de Viella. Ramón Camacho, que le acompañaba, se encuentra ingresado en el hospital de Viella con síntomas de congelación. Otros cuatro excursionistas se perdieron cerca de Alós d'lsil. Por la tarde, la Guardia Civil tuvo que suspender las tareas de búsqueda por falta de luz, informa Lluís Visa.

El grupo de alta montaña de la Guardia Civil de Granada trataba de localizar en la tarde de ayer en Sierra Nevada a cuatro montañeros cuyo paradero se desconoce desde el pasado día cinco. Al cierre de esta edición no se habían facilitado sus identidades, informa Aurelio Cappa. Otros dos deportistas perdidos en la misma zona, pudieron ser rescatados anoche.

Más de 20 personas participaban ayer en los Picos de Europa en la, búsqueda de los tres montañeros a los que se dio por desaparecidos a últimas horas del domingo cuando realizaban la travesia entre Vega de Urriello y La Tenerosa, a 1.200 metros de altitud, informa Javier Cuartas. La búsqueda se realiza con grandes dificultades por el temporal de nieve que azota la zona.

Los montañeros, cuya identidad se desconocía en la tarde de ayer, formaban parte de un grupo de seis. Según la versión de que se dispone, los deportistas salieron del refugio de Vega de Urriello en dos grupos. El primero, formaido por cuatro personas, se vio alcanzado por un desprendimiento de nieve. Tres de ellos lograron salir del alud, pero se desconoce el paradero del cuarto. Tampoco se han tenido noticias de otros dos que marchaban detrás de ellos.

El grupo de montaña de la Guardia Civil de Huesca suspendió a primeras horas de ayer por el mal tiempo las tareas de rescate de dos montañeros catalanes que desde el pasado sábado permanecen incomunicados en el Pirineo aragonés, informa Javier Ortega. Los aludes, las bajas temperaturas y el hecho de que uno de los montañeros aislados, Carmen Morales Espinosa, de 28 años, esté herida, hacen temer por sus vidas. Dos jóvenes extraviados en Canfranc (Huesca) pudieron, en cambio, ser localizados sanos y salvos, informa Efe.

Unas 50.000 personas en toda España han quedado aisladas por la nieve en sus casas. Debido al temporal, cuarenta puertos de montaña se hallaban ayer cerrados al tráfico, mientras que en otros 140, era necesario el uso de cadenas. Tan sólo en el Principado de Asturias, cerca de 25.000 personas permanecen incomunicadas por carretera en numerosos pueblos de montaña, aunque también están aislados algunos municipios costeros. Treinta de los 78 municipios del Principado carecían de fluido eléctrico. Avilés se quedó sin suministro de agua. Más de 60.000 líneas telefónicas estaban fuera de servicio. Todos los puertos de montaña se hallaban cerrados, salvo Pajares y La Espina.

En la provincia de León, el temporal mantenía aislados por carretera a más de medio centenar de pequeños pueblos de montaña de la zona norte, informa Marifé Moreno. Diecisiete puertos permanecían cerrados entre ellos Leitariegos, La Magdalena y San Glorio.

En Cantabria, 43 pueblos de las comarcas de Liébana, Polaciones, Valderredible, Soba y Alto Campóo están incomunicados, informa Jesús Delgado.

En el País Vasco, la nieve produjo importantes colapsos en las carreteras, con retenciones de hasta cuatro y cinco horas, informa Pedro Gorospe. Decenas de personas debieron buscar refugio anoche en Burgos al no ser transitable la N-I en dirección a Madrid desde Vitoria.

En la costa gallega, la fuerza del viento impidió que saliese a faenar la mayor parte de la flota pesquera de bajura, informa Xosé Hermida. Un mercante de bandera hindú perdió ayer 31 contenedores de su carga cuando navegaba a 36 millas de las costas gallegas. Hasta hoy no se conocerá la mercancía que transportaba el buque.

En el Centro de Control de Accidentes Marítimos de Madrid se había recibido a última hora de la noche de ayer una llamada de socorro que informaba del hallazgo de los restos de un pesquero semihundido en las cercanías de la costa de Finisterre.

Por lo que respecta a Cataluña, era preciso el uso de cadenas en la mayoría de vías pirenaicas y en todos los puertos. En Madrid, los puertos de la Morcuera, Canencia, Navafría y La Puebla están cerrados al tráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 1990

Más información

  • La Guardia Civil halla muerto a un montañero mientras otros 13 permanecen desaparecidos