Del autobús a la avioneta

Juan Ramón Matta Ballesteros, el mayor de los hijos de María Teresa Matta, tuvo como primera profesión la de cobrador en los "busitos" o pequeños autobuses que operan en las calles de TegucIgalpa. Fue un oficio en el que se inició de la mano de su padre adoptivo, Ramón Ballesteros, de profesión conductor y cabeza de una familia hondureña algo menos que modesta.Pero su verdadera carrera se inició en Colombia, donde Matta estableció un estrecho contacto con la familia Ochoa, a la que sirvió de puente para la introducción de cocaína en Estados Unidos, sobre todo en California, mediante avionetas. No se sabía hasta ahora, públicamente, la importancia que España tuvo en ese proceso.

Más información

Hay constancia de que Juan Ramón Matta compró casa en Madrid en 1979, donde vivió de manera casi continuada hasta 1985. En 1982, solicitó la renovación de su pasaporte en el consulado madrileño de Honduras. En 1983 y 1984, fue seguido por la policía española, que intervino sus teléfonos. El 17 de abril de 1985, la Comisaría General de Documentación advirtió a todas las regiones policiales de que Juan Ramón Matta Ballesteros poseía un pasaporte "irregular" y que, probablemente, se encontraba en España "donde se podía dedicar al tráfico de estupefacientes".

Inversiones inmobiliarias

Su hermano José Nelson Ballesteros Matta visitó también España con regularidad desde 1979, pero no se hizo residente hasta 1984. Un año más tarde, vivía ya en La Coruña. José Nelson Ballesteros ha realizado importantes inversiones inmobiliarias en España, algunas de ellas, como la compra de cuatro parcelas en la lujosa urbanización madrileña de Prado Largo, a través de terceras personas.A finales de abril de 1985, Juan Ramón Matta estaba, en cualquier caso, en Cartagena de Indias, Colombia, ya que allí fue detenido. Un mes antes, había aparecido degollado en México el agente de la DEA Enrique Kiki Camarena, por cuyo asesinato ha sido condenado en EE UU. En 1986, previo pago de una importante suma de dinero, salió de la cárcel y se estableció en Honduras.

Una investigación del Senado norteamericano demostró que Setco, una compañía aérea de Juan Ramón Matta, fue corit ratada por la CIA para enviar armas a la contra nicaragüense cuando las implicaciones de su propietario en el inarcotráfico eran bien conocidas.

Matta Ballesteros fue finalmete aprehendido en Honduras en abril de 1988 y entregado a Estados Unidos. La policía española ha sostenido que nunca pudo detectar envíos de cocaína de Matta hacia España, pero el juez Baltasar Garzón le ha procesado por ese presunto delito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de diciembre de 1990.

Lo más visto en...

Top 50