Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía antidroga investiga a mandos de la lucha antiterrorista

La fiscalía especial antidroga investiga la posible implicación de mandos de las fuerzas de seguridad del Estado (FSE) en una supuesta red de narcotraficantes, a raíz de un informe realizado por el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de San Sebastián, Luis Navajas, en el que destaca la presencia del teniente coronel de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, jefe de la lucha antiterrorista en el País Vasco.Una información publicada por Diario 16 asegura que la investigación había sido "paralizada" en la Fiscalía General del Estado, extremo éste desmentido tanto por el fiscal jefe, Leopoldo Torres, como por Luis Navajas.

Paralelamente a esta investigación, señaló Navajas, se investiga la supuesta desaparición de 150 kilos de cocaína, de un alijo aprehendido el 7 de julio de 1988 en Irún por la policía del que, indicó Navajas, "no se sabe todavía si existen conexiones entre ambos casos, de lo que se trata es de averiguar si hay algún punto de unión entre ellos".

El informe del fiscal donostiarra, realizado a partir de una serie de datos en los que presuntamente están implicados 15 miembros de las FSE, se trasladó a la Fiscalía General del Estado el 20 de mayo de 1989, ante la imposibilidad del primero de llevarlo al juzgado de guardia "por la falta de datos concretos que permitiesen confirmar la existencia de un delito", añadió.

El tiempo transcurrido desde que se entregó el informe, año y media, es justificado por Navajas porque "el tema es complicado y difícil".

En el escrito del fisco'', jefe de San Sebastián, según Diario 16, se cita el nombre de Enrique Rodríguez Galindo y de 14 miembros más de las FSE como presuntos implicados en una banda organizada que se dedicaba al tráfico de drogas y contrabando de tabaco cuya entrada a España se producía por el puerto de Pasajes (Guipúzcoa).

Luis Navajas investigó, además de al teniente coronel Rodríguez Galindo, a otros ocho mandos de la Guardia Civil, seis policías y empresarios guipuzcoanos, y llegó a la conclusión de que "existe corrupción policial y civil para el tráfico de drogas y contrabando de tabaco", y en la misma estarían supuestamente implicadas "importantes personas de la vida pública vasca, nacional y relevantes cargos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

El fiscal jefe, Leopoldo Torres, aseguró ayer que están siendo investigadas las propiedades que posee el máximo jefe de la lucha antiterrorista en el País Vasco, quien, según el informe de Navajas, posee 11 viviendas en distintas ciudades españolas y otros bienes patrimoniales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 1990

Más información

  • Torres niega que haya paralizado las pesquisas por presunto narcotráfico