Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chocan dos aviones F-1 del Ejército en Albacete

El comandante del Ejército del Aire Faustino Martínez Luna murió anoche al chocar dos aviones F-1 del Ala 14, de la base de Los Llanos (Albacete), en el término municipal de Fuensanta (Albacete). El piloto del otro aparato, Manuel Fernández Roca, también comandante del Ejército del Aire, logró saltar en paracaídas y resultó ileso.

El accidente se produjo sobre las 19.45 de ayer, cuando los dos aviones F-1 colisionaron en pleno vuelo, según informaron fuentes del Ministerio de Defensa. Los dos aparatos participaban en una misión programada de entrenamiento en una zona del Ejército próxima a la base de Los Llanos, a 80 kilómetros de Albacete. El cuerpo del comandante Martínez Luna fue localizado a primera hora de la madrugada de hoy junto a los restos del avión que pilotaba. Defensa ha abierto una investigación sobre la causa del accidente.Se da la circunstancia de que el comandante Manuel Fernández Roca ya salió ileso de otro accidente de idénticas características ocurrido el 13 de junio de 1989 en la zona de vuelo de Las Bárdenas, en la provincia de Zaragoza, cuando también pilotaba un F-1.

Soldados muertos

Por otra parte, Manuel Yebra y Francisco Javier Gil, dos soldados de 19 años que cumplían el servicio militar en el Grupo de Artillería de Costa de Llucalari, en el sur de Menorca, murieron la noche del domingo al volcar el vehículo todo-terreno militar en el que viajaban, informa

Manuel Yebra Plaza, de Badalona, se incorporó a filas en el verano de este año, y Francisco Javier Gil Calvero, de Santa Pola (Alicante), había ingresado en el servicio militar a principios del presente año. El conductor del vehículo, Fernando Alcolea Redondo, natural de La Rioja, resultó herido de gravedad.

El automóvil militar se dirigía desde la batería de Artillería hacia la localidad de Alaior, para recoger a un grupo de soldados que habían disfrutado del permiso dominical. Alrededor de las 20.30 horas el automóvil salió de la calzada, chocó contra la pared y volcó. El conductor, herido de gravedad, se dirigió a pie hasta el destacamento, distante un kilómetro y medio, para pedir auxilio. Los dos soldados habían quedado aprisionados en el interior del todo terreno, un Land Rover matrícula ET-35843.

Durante la jornada de hoy, está previsto realizar las autopsias a los cadáveres de los dos fallecidos, y una vez celebradas las exequias fúnebres sus cuerpos serán trasladados a sus lugares de origen.

El pasado jueves otro joven que cumplía el servicio militar murió en la localidad de Seira (Huesca) al caer el camión en que viajaba por un barranco. El accidente, en el que resultaron heridos 15 soldados, costó la vida a José Antonio Campaña Campaña, de 19 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de octubre de 1990

Más información

  • Un comandante murió en el accidente