Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abandono del francés Auriol da más posibilidades a Sainz de lograr el título

El piloto sueco Kenneth Eriksson (Mitsubishi Galant) encabeza el Rally de Australia con seis segundos de ventaja sobre el finfandés Juba Kankkunen (Lancia Delta Integrale de 16 válvulas) y 24 segundos sobre el español Carlos Sainz (Toyota Celica 4WD Turbo), líder solitario del campeonato. La primera etapa, compuesta sólo de cuatro tramos -dos de ellos muy largos-, supuso la eliminación de dos de los grandes favoritos para el triunfo final, el francés Didier Auriol (Lancia), segundo en el Mundial, y el sueco Mikael Ericsson (Toyota).

ENVIADO ESPECIAL, Los amigos de Sainz, sus socios de carrera, los responsables del equipo Toyota, aseguran que no se siente cómodo corriendo a la defensiva. A Sainz, cuentan, le gusta llevar la iniciativa, atacar cuanto más mejor, aunque eso le cueste pasarse todo el año fuera de casa para desespero de Reyes, su novia. Así es que la táctica con la que inició ayer el Rally de Australiano es de las que lleven su firma.El jefe del Toyota Team Europe, el sueco Ove Andersson, parece haber decidido, con acierto, que El Matador, de momento, ha de ver los toros desde la barrera y que, una vez clarificadas las tácticas de sus rivales, conocidos sus planes, adoptarán la mejor estrategia con vistas al Mundial de pilotos y de marcas, donde la multinacional japonesa se encuentra sólo a 13 puntos de Lancia.

Correr a la expectativa no significa no correr. Significa tantear a los rivales, escoger el terreno propicio para pellizcarles segundos y, sobre todo, darles de vez en cuando algún aviso de que estamos aquí. La primera jornada de la carrera australiana, que hoy vivirá una jornada importante, con 12 tramos especiales y 220 kilómetros cronometrados, no pudo ser más intensa. Cada uno de los bandos perdió a un componente. Lancia a Auriol y Toyota al sueco Mikael Ericsson. El Francés es un hombre propenso a las pájaras y que, en el mejor estilo del piloto norteamericano de motos Kevin Schwantz (Suzuki), parece dispuesto a torpedear su brillante carrera a base de despistes.

Auriol, nada más empezar el rally, en la segunda cronometrada del día de 30 kilómetros, voló Fuera de la pista, volvió a ella y llegó con más de cinco minutos de retraso sobre el vencedor del tramo especial, el sueco Kenneth Eriksson (Mitsubishi).

Las dos especiales largas, de 30 kilómetros cada una, fueron ganadas por Eriksson, vencedor hasta la fecha de un sólo rally del Mundial, el Costa de Marfil de hace tres años. El líder de Mitsubishi derrotó a Kankkunen y Sainz en los dos tramos. En total, superó al finlandés por 17 segundos en esas dos especiales (15 + 2), y al español por 33 (28 + 5), pero el sueco sufrió un incomprensible despiste en laprueba de exhibición, y tanto Kankkurien como Sainz pudieron reducir las diferencias antes de irse a dormir en 10 y 9 segundos, respectivamente.

"El rally es muy peligroso, muy dificil, y en cualquier momento pudes pinchar o sufrir un despiste", señaló Sainz al final de la jornada. "Las pistas están muy resbaladizas y un error, por mínimo que sea, te puede llevar al bosque y acabar con tu carrera". Sainz hizo ayer dos cambios técnicos importantes en su coche. Tras la segunda cronometrada, en la que perdió 28 segundos respecto a Eriksson, cambió los muelles de la suspensión delantera "por otros más blandos, que hacen el coche más rnanejable". Ese cambio fue un éxito. Y a última hora de la tarde sustituyó el diferencial "porque el coche iba un poco nervioso en línea recta".

Clasificación: 1. Eriksson-Parmander (Mitsubishi), 37 minutos 53 segundos. 2. Kankkunen-Piironen (Lancia), a 6 segundos. 3. Sainz-Moya (Toyota), a 24 segundos. 4. Fiorio-Pirollo (Lancia), a 36 segundos. 5. CarlssonKarlsson (Mazda), a 1m 13s.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 1990

Más información

  • Eriksson encabeza el Rally de Australia